Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

“DEBEMOS LUCHAR PARA VIVIR DE UNA FORMA MÁS RESPETUOSA EN NUESTRO PLANETA”

Jacob Petrus nació en Manresa el año 1976. Se licenció en Geografía con especialización en Climatología. Fue jefe de información meteorológica en Tele Madrid y Onda Madrid, durante 9 años, y pasó a formar parte del equipo de El Tiempo de RTVE. Actualmente es presentador y director del programa “Aquí la Tierra”, de TVE, un magazine divulgativo que trata la influencia de la climatología y la meteorología a nivel global y personal.

¿Cuál es el objetivo del programa “Aquí la Tierra”?

Nuestro primer propósito es hacer pasar un buen rato a nuestros espectadores. Somos un programa magazine, así que esa meta va en nuestros genes. Puestos a rizar el rizo, intentamos hacerlo con unos contenidos y un estilo que permita sentar a toda la familia delante del televisor, y que al final del programa se den cuenta que han aprendido algunas cosas, casi sin darse cuenta de lo bien que se lo han pasado.

¿Es difícil explicar los acontecimientos científicos con un lenguaje sencillo?

Bajo mi punto de vista, no es difícil siempre y cuando mantengas una premisa: “No cuentes nada que no sepas explicar”. Creo que es básico entender lo que queremos contar, para poder trasladarlo a un lenguaje sencillo y asumible por los más pequeños de casa o por los más mayores. A partir de aquí, conseguiremos hacernos entender sin necesidad de querer dar clases como si estuviéramos en la Universidad.

¿Cómo hay que tratar los temas medio ambientales para llegar al gran público?

Ese es el gran reto que tiene la información medioambiental del futuro, que se ha quedado estancada en la forma de mostrarse al gran público. Hay poca diferencia en los programas o en los reportajes que se hacían hace treinta años y los actuales, creo que debemos ser valientes, ambiciosos, apasionados….y usar todas las tecnologías actuales para despertar conciencias y acercar la naturaleza a un público cada vez más urbanita, cada vez más alejado del verdadero entorno que nos acoge del planeta y que nos da todo lo que tenemos.

“Aquí la Tierra” habla de cómo la salud, la arquitectura, la conducta, incluso el arte o la economía pueden estar condicionados por la meteorología. ¿Qué relación crees que tiene la meteorología con la economía circular?

Puesto que las condiciones meteorológicas son las que definen el estado de la atmósfera, en un momento determinado, y la economía circular es un proceso mucho más lento, creo que tiene más relación con el clima o al menos debemos prestarle más atención. Nuestras estaciones, el ritmo del clima a nuestras latitudes sí condiciona la forma de consumo y cómo podemos reincorporar lo que antes eran residuos, al sistema. No podemos plantear reciclar, reducir y reutilizar de la misma forma en verano que en invierno, ni por hábitos ni por los materiales que usamos.

La Economía Circular se encuentra en muchos ámbitos, también en el de las energías renovables. ¿Crees que un menor consumo de energía y un mayor aprovechamiento pueden reducir, de forma directa, el calentamiento global y mejorar el cambio climático?

Creo que la economía circular tiene que ir mucho más allá del concepto de la lucha contra el calentamiento global. Lamentablemente, es un tema difícil de trasladar al gran público, con interpretaciones intencionadas y totalmente opuestas, que muchas veces se muestran al gran público de forma equitativa cuando ese equilibrio no existe en la comunidad científica…

Lo que quiero decir es que debemos luchar para vivir de una forma más respetuosa en nuestro planeta, que moralmente no podemos derrochar energía cuando otros seres humanos mueren por no tener acceso a agua potable, que no podemos hacer crecer a nuestros hijos sin saber que no todo el mundo tiene acceso a los mismos privilegios….y que esto no responde a las cosas del destino, sino a cómo hemos diseñado la forma de vivir. Cuando te plantan todas estas verdades frente a la cara es imposible permanecer con los brazos cerrados y no querer hacer nada.

Leave A Comment

Your email address will not be published.