Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

ENTREVISTA A JOSE LUIS GALLEGO

Considerado una de las 10 personalidades más influyentes en España, en temas de medio ambiente, Jose Luis Gallego es naturalista, divulgador ambiental y escritor. Colabora en los principales medios de comunicación y viaja por todo el país como experto conferenciante. Ha publicado 25 libros con las principales editoriales y es director, presentador y guionista de documentales y series de televisión. Actualmente colabora en el programa “Julia en la Onda” de Julia Otero en Onda Cero, es columnista de opinión en Eldiario.es y escribe en el blog de medio ambiente “EcoGallego”, de La Vanguardia. Ha recibido numerosos premios a su trayectoria y es Ingeniero de Montes de Honor por la Universidad Politécnica de Madrid.

¿En qué situación se encuentra el medio ambiente en nuestro país?

Bueno, esa pregunta requeriría varias páginas de respuesta, pero para resumir podríamos decir que mientras la conciencia medioambiental va en aumento en nuestra sociedad, el cuidado del medio ambiente sigue sin ser una prioridad para los que nos gobiernan, en todos los ámbitos. Por eso mientras los indicadores medioambientales siguen en caída libre, (contaminación del aire, obstáculos a las energías renovables, acoso a la naturaleza, etc.) cada vez somos más los que nos revelamos ante todo ello.

¿Qué sector medio ambiental necesita una mejora urgente?

Todos los ámbitos relacionados con el medio ambiente necesitan mejora. Entre muchos otros aspectos es necesario avanzar hacia un uso más responsable del agua basado en el ahorro, impulsar la eficiencia energética y el autoconsumo eléctrico. Apostar de manera más decidida por la movilidad sostenible. Seguir avanzando en temas de reducción y reciclaje de residuos apoyándonos en el modelo actual, al que todavía le queda mucho recorrido y con el que hemos conseguido implicar a la mayor parte de la población. Perseverar en la conservación de la biodiversidad y el cuidado de la naturaleza. Como te decía queda mucho por hacer en casi todo.

¿Falta educación medioambiental en España?

Sí, sin duda. Sería necesario impulsar un gran programa de educación ambiental que vaya mucho más allá de la enseñanza escolar. Deberíamos utilizar los medios de comunicación para divulgar las buenas prácticas en el cuidado del medio ambiente, buscar el compromiso ciudadano y seducir a toda esa gente que sigue pensando que esto del cambio climático no va con ellos. La educación ambiental debe ir mucho más allá de las aulas, no podemos delegar en nuestros chavales el cuidado del medio ambiente, hay que actuar ya y todos juntos, y para ello es imprescindible llegar a toda la gente.

Hace pocos días publicabas este tweet:

¿Por qué crees que la población no reacciona ante estos datos tan alarmantes?

Porque los considera lejanos y que superan su margen de acción, porque creen que ellos no pueden contribuir a solucionar el problema, lo que es un gran error pues si existe alguna solución esta deberá partir de la acción ciudadana. A la hora de hacer frente al cambio climático es muy importante que todos pongamos de nuestra parte: todos, aunque nos parezca que nuestra contribución sea insignificante, porque no lo es. Los pequeños cambios son poderosos, pero es que además son urgentes.

¿Cuáles deberían ser los objetivos medioambientales, a nivel europeo, en un futuro no muy lejano?

Para empezar promover una mayor conciencia ciudadana respecto al cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Somos muchos los que entendemos que esto va muy en serio y estamos colaborando, pero es necesario que seamos todos y cuanto antes mejor. De otra parte la legislación medioambiental europea debe imponerse a todos los estados miembros. Ha llegado la hora de que se tomen medidas contra aquellos países que se han instalado en el desacato ecológico constante, como España. El cambio climático exige una respuesta firme, global y unitaria, y quien no esté dispuesto a asumir su responsabilidad deber ser llamado al orden con severidad.

En términos de energías renovables ¿en qué situación nos encontramos ahora? ¿Crees que hace unos años estábamos mejor en este sentido?

Las últimas legislaturas han sido las más hostiles contra el medio ambiente, y entre otras cosas nos ha hecho retroceder todo lo que habíamos avanzado en el desarrollo de las energías renovables. Y fue mucho. Éramos líderes mundiales en energía eólica y en solar, ahora ocupamos el furgón de cola y somos el “hazmerreír” del mundo. Buena parte de ese retroceso se debe a la sumisión absoluta de los gobiernos a las directrices marcadas por el oligopolio eléctrico. El escandaloso impuesto al sol es tan solo una de las perlas que nos ha dejado la gestión de nuestros gobernantes a favor de las eléctricas, y en contra del interés general y del compromiso internacional contra el cambio climático.

La energía debe dejar de ser una traba y convertirse en una de las principales herramientas para avanzar hacia un desarrollo más limpio y sostenible. Por eso debemos abandonar los apoyos a las energías fósiles e iniciar, de una vez por todas, la transición hacia un modelo 100% renovable, apoyado en el autoconsumo y la eficiencia. Algo que no solamente es posible, es que es imperativo.

¿A qué nivel crees que es importante la economía circular para ayudar a combatir el cambio climático?

La economía circular ha sido reconocida como una valiosa herramienta de acción en la mitigación del cambio climático, por eso tiene un destacado papel en el Acuerdo de París. El modelo de economía lineal, basado en el producir-usar-tirar-producir está agotado, y está agotado porque los recursos del planeta para mantenerlo están al límite del agotamiento. Ahora toca reinventar la economía desde el paradigma de la sostenibilidad. Y la única alternativa para mantener un ritmo de crecimiento sostenible es avanzar hacia una economía circular y baja en carbono, en la que los residuos pasen a ser recursos. Un nuevo modelo de crecimiento que permita al planeta recuperarse y evite el colapso definitivo de sus recursos.