Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Se aprueba, por unanimidad, una proposición no de ley sobre la obsolescencia programada

Enric Bataller, de Compromís, ha presentado esta iniciativa que insta al Gobierno a poner medidas, para luchar contra la obsolescencia programada de los productos tecnológicos y también para reducir la generación de residuos. La Comisión para el Estudio del Cambio Climático del Congreso de los Diputados ha aprobado, por unanimidad, la proposición no de ley.

La proposición no de ley pide al Gobierno impulsar medidas efectivas de reducción de residuos como la prohibición de la obsolescencia programada en el marco de la normativa comunitaria, el alargamiento de las garantías, la compra pública responsable y la promoción y el consumo de productos locales.

La obsolescencia programada. Enemigo directo de la Economía Circular

La obsolescencia programada es uno de los peores enemigos de la economía circular, ya que fomenta el consumismo desenfrenado y desperdicia los recursos. Es importante que lleguemos a un sistema más equitativo, justo y solidario donde se produzca una distribución real de la riqueza y se acabe también con esa división que se está dando actualmente en el marco de la globalización en el seno de la economía mundial entre países que son exclusivamente consumidores de recursos y países que se dedican a producir bienes con un grave desgaste para todos los bienes naturales.

Melisa Rodríguez, de Ciudadanos, indicó en esta presentación que “en ocasiones parece más económico usar y tirar que reparar y reutilizar”, con lo que defendió abordar la obsolescencia programada y los residuos tecnológicos haciendo recaer sobre el fabricante la reparación de los productos, no sobre el vendedor.

Hay que tener en cuenta que acortar la vida útil de los productos implica tener que fabricarlos una y otra vez y esto produce agotamiento de materias primas. Esto, a su vez, hace a aumentar las emisiones de CO2 a la atmósfera, lo cual en última instancia favorece el calentamiento global. A su vez, los recursos que se utilizan en estos procesos suelen ser muy contaminantes, lo que conlleva impactos muy graves tanto en las zonas donde se extraen los materiales como en aquellas donde se depositan sus residuos. Por tanto, es importante que nos planteemos la eliminación de la obsolescencia programada también como una manera de redimensionar el sistema productivo mundial.

En eco-circular.com podréis leer un artículo sobre la obsolescencia programada, en motivo de una iniciativa de los Amigos de la Tierra.