Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

La certificación contribuye decididamente a impulsar la Economía Circular

José Magro es Gerente de Medio Ambiente de AENOR desde el año 2010. Magro cuenta con una larga experiencia en esta entidad en las certificaciones, verificaciones y validaciones ambientales, como la ISO 14001, la certificación forestal, el control de Emisiones, la huella de carbono, la huella de agua o certificaciones que promueven la economía circular, entre otras. El experto es Ingeniero Superior de Montes, especialidad en Industrias Forestales, por la Universidad Politécnica de Madrid. Además, ha cursado un Postgrado en Gestión Ambiental por ESAE, Grupo Vivendi.

-¿Como ve el transito de la Economia Lineal a la Economia Circular en España? ¿Cree que es posible?.

Desde nuestro punto de vista no solo es posible si no además, necesario. La previsión de crecimiento mundial y la disponibilidad limitada de recursos hacen que deba cambiarse el modelo económico y dé un giro a la circularidad. La Unión Europea está liderando este cambio de paradigma y, en nuestra perspectiva, otros países están imitando el modelo e interactuando con la Unión Europea para iniciar colaboraciones en esta materia. Este es el caso de países como Colombia o Chile.

En breve plazo todas las organizaciones van a tener que posicionarse en esta materia –las grandes multinacionales ya han establecido estrategias- como respuesta a los retos que las administraciones les van a requerir. Se trata de abordar actuaciones en materias de residuos, ecodiseño, gestión del agua, del mismo modo que ya es común hacerlo en materia de cambio climático y energía. Desde AENOR queremos proporcionar herramientas de evaluación de la conformidad que ayuden a las organizaciones a gestionar estos compromisos y a mostrar a terceras partes su evolución y sus logros.

– En unas jornadas le escuché decir ” todo aquello que no se puede medir, no se puede gestionar”. En el concepto Economia Circular como medir su evolución. ¿Cómo se mide la evolución en la economía circular?

En efecto, ya desde hace tiempo los sistemas de gestión descritos en las normas se basan en esta premisa: Medir para gestionar. Y así ocurre en los sistemas de gestión de la calidad según la Norma ISO 9001 o de gestión ambiental ISO 14001 en los cuales AENOR viene trabajando en su certificación desde hace treinta años.

AENOR es una entidad de referencia a escala mundial en las certificaciones, verificaciones y validaciones ambientales que permiten gestionar adecuadamente los impactos ambientales  y controlar las emisiones de gases de efecto invernadero. Actualmente, tiene vigentes  5.200 certificados ambientales y ha realizado cerca de 5.000 verificaciones y validaciones ambientales.

Para el ámbito de la economía circular, la UE ya ha establecido compromisos cuantitativos para determinadas tipos de residuos en relación a reciclaje o eliminación en vertedero o para el ecodiseño de los productos que se fabrican. Las organizaciones deben posicionarse en este ámbito. Y esto implica medirse para saber en qué situación se encuentran y mejorar sobre esa base. La certificación permite tener una referencia sobre la cual llevar este proceso y mostrar los resultados a terceros o, confirmar internamente el estado de situación. La certificación es la manifestación de conformidad, por un tercero independiente y reconocido, de una empresa, sus productos o servicios cumplen con los requisitos establecidos en las normas técnicas u otros referenciales.

La certificación contribuye decididamente a impulsar la Economía Circular.

En particular, en coherencia con las directrices de la Economía Circular, AENOR propone el uso de la certificación de Ecodiseño en base a la norma ISO 14006, que distingue a las organizaciones que operan bajo un sistema de gestión del Ecodiseño y que han logrado mejorar la repercusión ambiental de determinados productos  en su ciclo de vida. Reconoce acciones tales como el correcto empleo de materiales reciclados o reutilizados, separabilidad de los materiales para su gestión en su fin de vida, empleo de envases reciclables, etc. Ya son más de 70 organizaciones las que se han certificado según esta norma.

Si hablamos de gestión de residuos, AENOR dispone de la certificación de Residuo Cero, que permite mostrar las acciones de valorización (recuperación, reciclado, reutilización o valorización con recuperación de energía)  evitando que las fracciones de residuos consideradas se depositen en vertedero. LIDL ha querido mostrar este logro para sus residuos Non food.

Tambien en el ámbito de residuos, AENOR, sobre los Reglamentos de la UE establecidos a tal efecto, realiza las verificaciones requeridas para el fin de condición de residuo. Esto es, para que se comercialice como subproducto. Los ámbitos actuales existentes son residuos de chatarras y vidrio recuperado, para los que AENOR dispone de la acreditación específica que ENAC dispone.

-Usted, desde su cargo en AENOR, ¿Cree posible el “residuo cero”?

Creo que es posible. De hecho LIDL, lo ha logrado y así ha sido certificado. Es importante resaltar la relevancia de actuar no solo en la valorización de residuos evitando que estos terminen en vertedero, sino la prevención y minimización de los mismos. Las política de la UE van a ir dirigidas en breve a establecer los mecanismos para desincentivar el deposito en vertedero y las organizaciones podrían ir adelantándose a esto. Por otro lado, y sobre la base de las opiniones de las organizaciones certificadas, esta nueva perspectiva permite buscar nuevos ingresos y disminución de costes por gestión de residuos. LIDL por ejemplo lo cuantifica en hasta un 8% de mejora en términos económicos.

-¿Qué medidas de control cree que habría que implantar, para que el concepto Economia Circular no se quede solo en un “concepto”?.

Desde nuestro punto de vista, pensamos que hay que involucrar a muchas partes. Administraciones en su papel regulador, organizaciones y por supuesto, ciudadanos. Pero también es importante, que existan las herramientas para que todos estos actores, fundamentalmente, administraciones y empresas bajen al terreno sus acciones concretas, lo midan y puedan mostrar sus logros. Así, en este sentido, AENOR pone a disposición de las organizaciones herramientas de evaluación de la conformidad que les ayudan a conseguir sus objetivos