Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Cómo integrar la economía circular en las empresas

Si quieres emprender un negocio o integrar la sostenibilidad en tu empresa, puedes hacerlo mediante distintos modelos basados en la economía circular.

  • Un ejemplo claro son los suministros circulares, un modelo de negocio que se basa en un suministro de recursos renovables, reciclables o biodegradables, enfocados a sistemas circulares de producción y de consumo. Es una gran opción para aquellas empresas que utilizan materias primas escasas o que generan una gran huella medioambiental.

 

  • Un segundo modelo posible es la recuperación de los recursos, es decir, recuperar el valor que queda en el producto al final de su ciclo de vida, para volver a utilizarlo en un ciclo de vida nuevo. De este modo se favorecen las cadenas de retorno y permite transformar los residuos en valor mediante innovadores servicios de reciclaje y valorización. Este sistema utiliza nuevas tecnologías y capacidades para poder recuperar los recursos el mismo valor o superior a la inversión inicial. Las soluciones son muchas, desde la simbiosis industrual hasta el reciclaje integrado en ciclos cerrados o los diseño Cradle to Cradle. Este segundo modelo es muy recomendable para empresas que producen grandes volúmenes de residuos o que pueden recuperar y reprocesar residuos de forma rentable.

 

  • Alargar la vida útil del producto es el tercer modelo del que hablamos hoy, que permite a las empresas ampliar el ciclo de vida de sus servicios y productos por medio de la actualización, reparación, remanufactura o recomercialización. Lucha para conseguir devolver el valor que tienen esos productos en lugar de echarlos a perder o desecharlos en un vertedero, aprovechando su valor residual. Los segmentos B2B que necesitan grandes inversiones o para negocios B2C, que dan servicio a mercados en los que abundan los productos usados.

 

  • Uso compartido de las plataformas. Este cuarto modelo se basa en compartir plataformas para fomentar la colaboración entre productos y usuarios, aumentando la productividad y el valor que se aporta a los usuarios. Ayuda a maximizar los niveles de uso y está enfocado a aquellas empresas especializadas en aumentar el nivel de uso de los productos, sin que esta empresa haga ninguna labor de producción.

 

  • Producto como servicio es el quinto modelo de economía circular, que nace para enfrentarse al modelo tradicional de comprar y poseer. Se plantea el uso de los productos según el uso que se haga de ellos, mediante un contrato de alquiler o de pago por uso. Esto permite darle la vuelta al consumismo tradicional y hacer productos más duraderos y fáciles de actualizar y fomentando el uso y no la posesión, provocando un consumo más consciente.

 

Después de estas 5 propuestas no hay excusa para no emprender negocios circulares o integrar la sostenibilidad en tu empresa, dado que con pequeños pasos podemos hacer grandes cambios para mantener a salvo el planeta.