Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

 “LA SOSTENIBILIDAD ES UNA PALANCA DE INNOVACIÓN”

Hoy conocemos a Cecilia Dall Acqua, Gerente de Risk Advisory de Deloitte, un grupo que ayuda a las organizaciones a tomar decisiones de manera informada e inteligente, con el fin de obtener el máximo retorno de las oportunidades que se presentan. Entre las que se incluye la previsión, tratar los riesgos en procesos financieros y no financieros, de negocio, tecnología y operaciones.

 “LA SOSTENIBILIDAD ES UNA PALANCA DE INNOVACIÓN”

¿Qué líneas generales caracterizan las acciones de Deloitte en economía circular?

Las acciones de Deloitte en relación a la economía circular están enfocadas a ayudar y asesorar a nuestros clientes en el proceso de transformación del modelo de negocio y estratégico, lineal, a un modelo basado en economía circular. En ese sentido, buscamos facilitar el proceso de transición de nuestros clientes a través de siete líneas de actuación.

¿La estrategia es…?

Es entender, realizar reflexiones estratégicas y lluvia de ideas con los clientes para lograr entender sobre los recursos utilizados y residuos desarrollados, el flujo de uso de materiales y el comportamiento de la cadena de valor y dar valor al cliente.

¿Qué se hace con esa información?

Enfocar. Es decir, encontrar los aspectos que están soportados por regulación o incentivos de la administración y que favorezcan los cambios a una economía circular basada en el cambio de modelo de rentabilidad, cambio del modelo de comercialización, y/o cambio en la estrategia de precio.

¿Está dirigido a innovar?

Más bien a repensar, es decir, ayudar a romper los silos de trabajos convencionales, optimizar los recursos y favorecer las nuevas conexiones y simbiosis dentro de los modelos organizativos.

¿Y a partir de ahí?

Conectar datos, equipos y partner en la cadena de valor, facilitando así los nuevos modelos de negocio.

¿Ello sirve para crear?

Crear y vender. Hacer el servicio/producto atractivo y personalizado, incrementando su usabilidad, conectividad y el fácil acceso, vender valor y no material. Hay que pasar del producto al servicio.

¿Y la fase de comunicar?

Es la siguiente. Hay que comunicar y empoderar, lo que significa enseñar el valor a los usuarios y comunicar las innovaciones en el modelo de negocio, producto y servicio de forma simples y directa. Optamos por el uso de story telling para comunicar, impulsar el compromiso con el usuario y la sociedad, crear una comunidad alrededor del producto.

¿Así cerramos el círculo?

Sí pero no sin antes aprender y adaptar. Es necesario aprender continuamente para garantizar un ciclo de retroalimentación inteligente y fácil para un diseño ecológico.

¿Cuáles son los aspectos más preocupantes?

Aunque son muchos los retos y desafíos en la implantación de un cambio en el modelo de negocio de las organizaciones, se podría destacar la alta complejidad de los proyectos. El desafío económico del proyecto es importante ya que la economía circular puede no ser rentable a corto plazo. La regulación inadecuada puede ser un freno. También factores sociales, el desconocimiento y la falta de habilidades para llevar a cabo las acciones. Existe una cierta dificultad en obtener financiación e inexistencia de procesos y procedimientos.

¿Qué retos se ha asumido en este aspecto?

Desde el punto de vista de Deloitte los principales retos de gestión para la transformación del modelo de negocio a una economía circular es la complejidad tanto interna como externa a la organización. Por ese motivo se han establecido como prioridad varios aspectos para ayudar a nuestros clientes a superar este reto y facilitar la implantación del nuevo modelo de negocio.

¿Cuáles son las novedades en análisis?

Para comenzar hay que tener en cuenta el análisis y entendimiento de la multivariabilidad en los modelos de negocio basados en economía circular. Tal y como comentamos anteriormente, los modelos de negocio basados en economía circular suponen una gran complejidad a las organizaciones. Es necesario entender todo el ciclo de vida del producto en todas sus etapas para entender los impactos que suponen los cambios realizados en una de las fases en las otras. Por ejemplo, al incorporar una materia prima que puede generar menos residuo al inicio de la producción, puede impactar en la producción por tener que gastar más energía para manipularlo, en la distribución porque ocupa más espacio y en el consumo porque necesita otros materiales… La metodología y experiencia de Deloitte ayuda a los clientes a desarrollar la comprensión necesaria para que los profesionales de las empresas puedan tomar las decisiones correctas en relación con la economía circular y la sostenibilidad.

¿Y como enlaces con los actores sociales y la administración?

Deloitte realiza un trabajo de facilitador entre las empresas, autoridades públicas y locales. Los enfoques de facilitación y apoyo de Deloitte al desarrollo empresarial de economía circular se centran en crear la innovación adecuada y el entorno empresarial para facilitar cambios en materia de sostenibilidad y sin colaboración entre los distintos players, es muy difícil implantar nuevos modelos de negocio basados en la economía circular. En ese sentido, Deloitte ayuda a conectar los distintos players del entorno empresarial, entendiendo cuáles son los roles de cada uno en el proceso de cambios, y fomentar su colaboración para alcanzar un modelo sostenible que genere beneficios a todos los involucrados, es decir el sector privado, el público y la sociedad.

¿Qué novedades en tendencias de economía circular están pensando aplicar?

El foco en Deloitte es asesorar a todos nuestros clientes en aquellos aspectos que implican mayor dificultad en el momento de realizar la transformación y la implantación de modelos de negocio basados en economía circular. Sin embargo, para las organizaciones que ya han realizado el análisis preliminar también hemos desarrollado dos nuevas líneas de servicios específicas basadas en la innovación como foco de los modelos de economía circular.

¿Intervienen en desarrollo de modelos de negocio de economía circular e innovación?

Desde luego. Hay que inventar nuevos modelos de negocios. Para ello es preciso diseñar y estructurar servicios y productos en base a economía funcional y economía colaborativa, promover la reutilización, reparación y promoción de la economía social y reducir el desperdicio en origen. Asimismo aconsejamos aprovechar las innovaciones tecnológicas. Desarrollar y desplegar las técnicas de la industria del reciclaje, fortalecer la demanda de materias primas secundarias y desarrollar el ecodiseño y la ecología industrial. El otro eje es la responsabilidad extendida del productor (EPR), lo cual consiste en estructurar y organizar nuevos roles de los players en la cadena de valor. En este sentido destacamos desarrollar cadenas de suministro responsables, diseñar, implementar y evaluar políticas y regulaciones públicas, involucrar a las partes interesadas a lo largo de la cadena de suministro y el diseño y la implementación de Extended Producer Responsibility (EPR). Hay que involucrar a los clientes: promoviendo la concienciación y cambio de comportamiento, diseñando planes de comunicación responsable, facilitando el desarrollo y reconocimiento de

etiquetas y etiquetado ambiental así como el compromiso de comunidades ,ciudadanos y empleados.

¿Cómo valora la evolución de las empresas españolas de economía circular?

Es difícil hacer un seguimiento preciso de todas las empresas de economía circular que existen. Sin embargo, con la crisis económica y social de 2008, se produjo un cambio en el modo de consumo y aumentaron las iniciativas de economía circular. La innovación digital juega un papel importante y asociada a la economía circular nacieron varios tipos de economía, que convendría analizar. Una es la economía de la funcionalidad, para la venta del uso de un producto y de los servicios asociados, en vez de la venta del producto. También es interesante la economía colaborativa, dirigida a compartir bienes, espacios y herramientas, así como la eco-concepción, repensar la manera de desarrollar un producto, integrando criterios RSC en su diseño y a lo largo del ciclo de vida del producto.

También hay que tener muy presente la ecología industrial, para que los residuos de unos se conviertan en recursos para otros y la economía social y solidaria:, la cual reúne a las estructuras que intentan conciliar la actividad económica y utilidad social. Hoy en día, hay actores especializados en España: la Cruz Roja, Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria, Oxfam, las tiendas de segunda mano, tiendas de antigüedades y los mercados de objetos de ocasión que se han puesto de moda.

¿Cuál es su percepción?

En ese sentido, nuestra percepción es que las empresas españolas que han desarrollado modelos de negocio basado en economía circular son aquellas que el proceso de transformación estaría muy ligado a la propia estrategia de la organización, a su propio ADN y por ese motivo tienen un retorno económico más directo. En ese sentido, podemos pensar en empresas de gestión de residuos y/o constructoras. Sin embargo, cabe destacar que para dar respuesta a los requerimientos de los consumidores más “conscientes”, cada vez más empresas vinculadas al gran consumo están iniciando acciones concretas en sus cadenas de valor vinculadas a economía circular.

¿Su interpretación de la empresas circulares respecto del mercado?

También la economía circular es una gran oportunidad para el mercado español por la creación de empleos asociada. En efecto, los beneficios subrayados por el estudio de Wijkman, co-Presidente del Club de Roma, que consideran aplicar una economía circular en España, serían una reducción de las emisiones de un 70%, casi medio millón de empleos y una mejora en la balanza comercial superior al 2% del PIB, unos 20.000 millones anuales. Sin embargo, para continuar fomentando este desarrollo es imprescindible que se incremente el apoyo del Estado.

¿En qué medida ha ayudado la legislación UE a la mayor apertura de empresas en esa línea?

El concepto de economía circular surge de la necesidad de optimizar el uso actual de los recursos. Existen algunas iniciativas a nivel europeo. La estrategia Europa 2020, que contempla el uso eficiente de los recursos como pilar básico. El Plan de acción de la UE en materia de economía circular, es decir el paquete de acción de la economía circular, del 2015, que presenta las medidas para reducir el despilfarro de alimentos, medidas sobre diseño ecológico, estrategia para el plástico y medidas para la reutilización del agua entre otras. La publicación de un informe sobre materias primas críticas y la economía circular que destaca el potencial para hacer que el uso de los 27 materiales críticos en nuestra economía sea más circular. La UE ofrece financiación a través de programas como Horizonte 2020 o los fondos Feder, para instituciones públicas, o los fondos EFSI, dirigidos al sector privado.

¿Cómo valora la implantación de las iniciativas en el estado español?

Las iniciativas a nivel de España están desarrollándose poco a poco. En efecto, no existe una estrategia que dé respuesta global al plan de acción europeo. Únicamente hay el plan estatal marco de gestión de residuos. El PEMAR, comprende del 2016 al 2022. Un “Pacto por una Economía Circular”, relacionado con el paquete de acción de la economía circular (2015) ha sido suscrito en septiembre de 2017 por el ministerio de Agricultura y Pesca Alimentación y Medio Ambiente y el comisario europeo de Medio Ambiente, con el apoyo de 53 empresas. Su objetivo es conjugar el desarrollo con la preservación de los recursos naturales. A ello se suman algunas iniciativas puntuales a nivel autonómico.

Quiero también destacar que el gobierno español, más concretamente el Ministerio de Agricultura, ha aprobado en febrero de 2018, una estrategia española de economía circular que incluye un plan de acción para el periodo 2018-2020 con 70 medidas a las que se destinarán un total de 836,78 millones de euros destinados a impulsar la economía circular plenamente sostenible y competitiva en cinco sectores prioritarios que son la construcción, la agroalimentación, la industria, los bienes de consumo y el turismo.

Hay estudios que consideran que la economía circular está en crecimiento. ¿Cuál considera usted que es el motivo del éxito?

El principal motivo es que la economía lineal no está adaptada a un mundo con recursos limitados. Una economía circular es necesaria para preservar los recursos ecológicos y económicos. Vemos en la economía actual una serie de importantes tendencias como el cambio climático, crecimiento de la población, escasez de recursos, transformación digital, que generan una toma de conciencia colectiva sobre la necesidad de adoptar una estrategia sostenible que no contribuya para el incremento de la escasez de los recursos naturales. La economía circular, a través un enfoque de sistemas, proporciona una solución para los desafíos que enfrentamos. Las empresas también toman conciencia del impacto del incremento del precio de las materias primas debido a su escasez en su modelo de negocio.

Además, ya hay estudios que valoran los impactos económicos y ambientales de los modelos de negocios basados en economía circular. Los aspectos económicos son la mejora en la gestión de compras, la eficiencia de los procesos, la gestión de inventarios, la disminución de mermas y la mayor competitividad. Los aspectos medioambientales son la disminución del residuo generado, la eficiencia energética, la eficiencia en el uso de agua y materiales primas y la disminución de las emisiones en gases de efecto invernadero.

¿Hacia dónde van los emprendedores innovadores de éxito?

La economía circular debe enfocarse desde el prisma de la innovación entendida no sólo en el desempeño del producto sino abarcando también la configuración del producto, la relación oferta producto y la experiencia de uso. Los innovadores exitosos van más allá del desempeño del producto y los principios de la economía circular pueden proporcionar un aporte valioso como fuente de innovación. La sostenibilidad se puede utilizar como una palanca de innovación para desarrollar e innovar el modelo de negocio y la estrategia.

¿Qué consejos generales podría usted dar a un emprendedor que esté pensando en abrir una empresa basada en economía circular?

Nuestro consejo a cualquier emprendedor que quiera abrir una empresa basada en economía circular es innovar en uno de los siguientes ámbitos: en configuración del producto, en oferta del mismo y en experiencia.

¿En cuanto a configuración del producto?

Por cuanto se refiere al modelo de monetización hay que desarrollar maneras alternativas de que los consumidores paguen, ir hacia la rentabilidad social y medioambiental. En network, creando nuevas alianzas y/o nuevos usos innovadores del proyecto y del servicio, conectando con otros para generar valor. Por cuanto a estructura, fomentando una configuración interna innovadora, a través de sistemas de retroalimentación e incentivos y si nos referimos a proceso, hay que reducir el residuo impulsando mayor eficiencia.

¿Sobre la oferta del producto?

Performance del producto hacia la durabilidad y considerando todo el ciclo de vida del producto y alerta al sistema del producto, desarrollando servicios complementarios al él.

¿Y la experiencia?

En cuanto a servicios, promoviendo consejos de uso y que sea sostenible. Los canales deben ir enfocando en derechos humanos y en una cadena de suministro verde. La marca debe marcar el hecho de diferenciarse por responsabilidad y debe insistir en el compromiso y la relación con el cliente.

¿Qué errores no debería cometer un emprendedor?

Un consejo tanto para emprendedores como para cualquier empresa que piense implantar modelos basados en economía circular dentro de la organización, es tener muy en cuenta los aspectos relacionados con la transformación digital en el proceso de diseño de la economía circular, ya que ambos conceptos están relacionados y van muy de la mano.

¿Qué perspectivas de futuro tiene Deloitte en el ámbito de economía circular? ¿Hacia dónde va la tendencia de trabajo?

La tendencia es clara, los modelos de negocio de las organizaciones del futuro tienen que estar basadas en la digitalización y en el uso eficiente de sus recursos. Las empresas que utilizan la sostenibilidad como fuente de innovación y de diferenciación pueden alcanzar grandes ventajas competitivas y es en este sentido que trabajamos desde Deloitte. Una transformación circular sin incluir la innovación digital en la cadena de valor es inviable, así como una transformación digital sin circularidad es una oportunidad perdida.

Neus Agulló