Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Entrevista a Mariona Sanz, directora de Innovación Empresarial de ACCIÓ

“LA ECONOMIA CIRCULAR CREA PUESTOS DE TRABAJO EN INNOVACIÓN”

Mariona Sanz es directora de Innovación de la Agencia para la Competitividad de la Empresa de la Generalitat de Catalunya (ACCIÓ). Economista, acumula años de experiencia: ha visto de cerca cómo la economía global se desplomaba con la crisis e intenta remontar la situación. La economía circular, cuya base es la innovación, es un detonante que puede mejorar la situación actual, que pasa por aumentar el número de empresas innovadoras en Catalunya.

¿Cual es la misión de ACCIÓ?

La misión de ACCIÓ es lograr que las empresas catalanas sean más competitivas y desde hace varios años estamos más seguros de que la economía circular es una herramienta clave para conseguirlo. Va mucho más allá de una actitud de respeto al entorno y a una mejora de la imagen pública de la empresa: se trata de una apuesta que se traduce en más innovación, más eficiencia y más productividad. En este sentido, trabajamos diversas iniciativas que buscan tener un impacto directo en el ámbito de la economía circular.

¿Existen ayudas a la ecoinnovación?

En el caso de los Cupones a la Innovación, que son ayudas de hasta 6.000 euros dirigidas a pymes para contratar servicios vinculados a la innovación a un proveedor acreditado por ACCIÓ, contamos con una tipología específicamente centrada en el ámbito de la circularidad y la sostenibilidad, los Cupones de Ecoinnovación. Desde 2015 hemos aprobado 45 proyectos circulares que han recibido más de 140.000 euros de ayuda de forma agregada.

¿Qué proyectos contemplan para I+D?

Otro ejemplo es la línea de Núcleos de Investigación Industrial y Desarrollo Experimental, un programa que promueve la realización de proyectos de I+D tanto a nivel individual como en colaboración con otras empresas para proyectos locales e internacionales. Durante el periodo 2014-2016 se han aprobado 35 proyectos de empresas catalanas en el ámbito de la economía circular, que superan los 10 millones de euros de ayuda de forma agregada.

¿El objetivo es apostar por la empresa circular?

Evidentemente, buena parte de los esfuerzos de la administración pública van encaminados a hacer difusión en el tejido empresarial catalán de las oportunidades que presenta la economía circular, ya que nuestro objetivo es que cada vez haya más empresas catalanas que apuesten por este ámbito de forma decidida. Así, a lo largo del año 2017 hemos realizado 23 talleres, seminarios, jornadas y workshops por toda Cataluña con la intención de dar a conocer los beneficios que aporta la circularidad y explicar a las empresas cómo pueden integrarla en sus modelos empresariales. Cerca de 1.000 empresas han participado en estas sesiones.

¿Cuántas empresas se acogen a la circularidad y qué perfil tienen?

En la actualidad, ACCIÓ tiene identificadas cerca de 400 empresas catalanas que ya están ofreciendo soluciones concretas en el ámbito de la economía circular, el 91% de las cuales son pymes. En conjunto, estas empresas emplean a cerca de 70.500 profesionales y tienen una facturación agregada de 11.038 millones de euros. De los cuales, 4.100 millones de euros son resultado directo de la aplicación del modelo de economía circular. Estas cifras ponen de manifiesto que el tejido empresarial catalán ya es consciente de la importancia de optar por un modelo económico alternativo que, más allá de su responsabilidad con el medio ambiente, le permite ser más competitivo.

En línea con Europa…

En este sentido, según datos de la Fundación Ellen MacArthur, la economía circular en Europa puede llegar a generar el doble de beneficios que el modelo económico lineal, además de reducir un 32% el consumo de materias primas y un 50% de los costes asociados a los procesos industriales. Por otra parte, la aplicación de este modelo permitirá crear nuevos puestos de trabajo directamente vinculados a la innovación en ámbitos como el ecodiseño, la refabricación, el reciclaje, la reparación…

¿Cuál es la respuesta del consumidor a estas empresas?

El consumidor actual valora cada vez más las marcas responsables, por lo que la incorporación de la economía circular también añade valor a las marcas, lo que las ayuda a diferenciarse gracias a este compromiso con la innovación sostenible. Todo ello les permite ofrecer nuevos modelos de negocio y de relación con el consumidor y con los proveedores, lo cual también les da acceso a nuevos mercados.

¿Circularizar pasa por innovar?

Para nosotros la innovación es uno de los pilares fundamentales para que una empresa crezca y sea más competitiva. Y lo mismo ocurre con la economía circular, que exige un cambio de visión para poder repensar las formas de producir y consumir, un proceso en el cual la innovación es fundamental. Es más, este modelo es un motor de transformación y reindustrialización, porque permite a las empresas que lo incorporan innovar a la hora de ofrecer soluciones tecnológicas diferentes que hagan posible la viabilidad económica y ambiental de estos proyectos.

¿Por qué es clave?

La innovación es clave para superar el modelo económico lineal basado en “extraer, fabricar, consumir y tirar”. Para separar el crecimiento económico del consumo de recursos es necesario trabajar en procesos más eficientes y para lograrlo, se deben integrar soluciones diferentes, esto es, innovadoras. Además, en un mundo global como el nuestro, aportar este tipo de soluciones innovadoras es un requisito también si una empresa quiere destacar a nivel internacional.

¿En qué momento está la innovación e I+D en ingeniería de materiales?

La ingeniería de materiales está en plena revolución y es una de las claves en las que se fundamenta la economía circular, pues los recursos son cada vez más escasos y es necesario conseguir nuevas materias secundarias. Este sector se encamina hacia un cambio disruptivo de la mano de la trasformación digital, gracias a la digitalización, la Industria 4.0 y el IoT. Todas estas innovaciones facilitan la viabilidad de nuevos modelos de economía circular, porque nos permiten conocer y controlar aspectos como la ubicación, la condición y la disponibilidad del flujo de materiales.

¿Cuál es el rol de la transformación digital?

La transformación digital que estamos viviendo plantea grandes retos para la economía circular y para la ingeniería de materiales, en particular, a los cuales tendremos que ir respondiendo en el futuro. En Cataluña, sectores tan diversos como el packaging, el agroalimentario, el farmacéutico, el vinícola y la movilidad ya trabajan en proyectos en el ámbito de la economía circular y particularmente, de la ingeniería de materiales.

¿Y en eco-diseño?

El eco-diseño es una de las principales estrategias a considerar en la promoción de la economía circular, pues tiene en cuenta el aspecto medioambiental a la hora de diseñar un producto o servicio, buscando la mayor eficiencia y el menor impacto en el ambiente. Se trata de una tendencia en aumento y, de hecho, hemos detectado que cada vez son más los proyectos que se benefician de la línea de Cupones para Ecoinnovación.

¿Cómo están las certificaciones oficiales?

No existe todavía una certificación oficial y unificada que reconozca el esfuerzo de las empresas por aplicar un diseño responsable medioambientalmente, por lo que suelen solicitar reconocimientos privados no homogenizados. Aun así, la Generalitat promueve la Estratègia Catalana d’Eco-disseny, a través del Departamento de Territorio y Sostenibilidad y con la colaboración del resto de Departamentos, que anualmente impulsa unas 300 acciones enfocadas en este ámbito. Esta iniciativa promueve la actividad de las empresas catalanas en este ámbito a través de acciones como el Premi Catalunya d’Ecodisseny y la difusión de iniciativas responsables.

¿En eco-etiquetaje?

Actualmente existen diferentes tipos de distintivos que reconocen aquellas empresas y productos que son responsables con el medio ambiente. Al tratarse de distintivos otorgados por terceros, ya no solo contamos con empresas que aseguran estar comprometidas, sino que realmente se certifica que cumplen con unos criterios oficiales que las hacen merecedoras de estos reconocimientos.

¿El compromiso de la empresa con el eco-etiquetaje es notable?

Cada vez más empresas solicitan distintivos de eco-etiquetaje, por lo que su compromiso es creciente. Según datos de la Dirección General de Calidad Ambiental, 194 empresas catalanas y 837 productos han recibido distintivos de calidad ambiental de la Generalitat en 2017, cifra que ha evolucionado considerablemente en los últimos años.

¿Y en eco-equitaje europeo?

Este incremento también se da a nivel europeo, pues en el último año 86 empresas catalanas y 2.518 productos recibieron la EU Ecolabel, que otorga la Comisión Europea. Todo ello pone de manifiesto la voluntad de las empresas de seguir innovando para adaptarse a los criterios oficiales y desarrollar productos que efectivamente cumplan con criterios de responsabilidad ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida. En los últimos años, en Cataluña se han incrementado los distintivos en productos como el papel o los detergentes y en servicios vinculados al turismo, la cultura o la movilidad.

¿Qué respuesta empresarial está teniendo la red TECNIO?

Muy positiva, sin duda. La red de agentes TECNIO acreditados por ACCIÓ reconoce a aquellas entidades catalanas, centros tecnológicos, hospitales, universidades, grupos de investigación, ingenierías o empresas que ofrecen tecnología diferencial y a las cuales pueden acudir las empresas catalanas que necesiten tecnología para crear nuevos proyectos y procesos, mejorar los actuales, responder a nuevos retos tecnológicos y participar en programas internacionales de I+D e innovación.

¿Cuántas empresas están acreditadas con el sello TECNIO?

Este modelo se rediseñó en 2015 y actualmente 73 entidades catalanas están acreditadas con el sello TECNIO, bajo el cual se han impulsado más de 3.000 proyectos. Estas cifras ponen de manifiesto la buena recepción que tiene esta red entre las empresas catalanas y su capacidad de generación de proyectos innovadores.

¿En qué campos de la economía circular tienen efecto?

Estas sinergias también tienen efecto en el campo de la economía circular, en campos como la biotecnología, la nanotecnología, las TIC, los materiales avanzados, la fotónica o la manufactura avanzada. Es el caso de centros como Eurecat, Leitat, el Centre Tecnològic de la Química (CTQ), el Centre Tecnològic per la Biodiversitat, Ecologia i Tecnologia Ambiental i Alimentària (BETA) o la Fundació Institut de Recerca en Energia (IREC).

¿Qué cometidos tiene EURECAT?

Eurecat es uno de los principales centros tecnológicos de Cataluña, miembro de la red TECNIO y un socio en el que las empresas confían a la hora de desarrollar proyectos innovadores. El rol de Eurecat, con el apoyo de ACCIÓ, es el de impulsar nuevas líneas de investigación industrial que permitan desarrollar tecnología diferencial que más tarde incorporen las empresas catalanas en sus proyectos innovadores, ayudándolas a ganar en competitividad.

Tiene un gran valor en innovación…

Se trata de un actor muy importante para el ecosistema de la innovación en Cataluña, como se desprende del hecho de que Eurecat cuente anualmente con más de mil clientes, una parte importante de los cuales son pymes, y participe en más de 150 proyectos de I+D, incluyendo proyectos de economía circular a nivel internacional.

¿Cómo se vincula ahora a Leitat?

Con la intención de consolidar un centro tecnológico de referencia en Cataluña, a finales de 2016, desde ACCIÓ impulsamos la firma de un acuerdo de vinculación permanente entre Eurecat y Leitat para fomentar las sinergias entre ambas entidades, mejorar la eficiencia e incrementar su masa crítica, al tiempo que se refuerza el sistema de innovación de Cataluña. Ambos ofrecen a las pymes mecanismos de acceso a la innovación que les permiten ganar en competitividad.

¿Cómo está funcionando RIS3CAT?

La Generalitat, a través de ACCIÓ, acreditó el año 2016 las primeras cinco Comunidades RIS3CAT, estrategias sectoriales de I+D+i público-privadas que han recibido ayudas de más de 19 millones de euros de los fondos europeos FEDER, como parte del plan operativo 2014-2020, para desarrollar proyectos colaborativos que tendrán un elevado impacto en términos de innovación. Se prevé la acreditación de otros proyectos para el periodo 2014-2020.

¿Cuántas Comunidades están activas ahora?

Tres de estas Comunidades actualmente ya activas están trabajando aspectos relacionados con la economía circular. Es el caso de la Comunidad RIS3CAT de Energía, que ejecuta siete proyectos relacionados con en el desarrollo de soluciones de mejora de la eficiencia energética, en los que están involucradas 45 entidades que reciben una ayuda de casi 9,8 millones de euros. Por su parte, la Comunidad de Movilidad ECO trabaja tres proyectos relacionados con tecnología para vehículos propulsados con tecnologías respetuosas con el medio ambiente, que han recibido ayudas que superan los 7 millones de euros y que unen a 21 entidades. Finalmente, la Comunidad INNOÀPAT, integrada por más de 50 entidades, tiene actualmente 7 proyectos destinados a una alimentación sana, segura y sostenible, apostando por la mejora de procesos productivos y la reducción de desperdicios alimentarios.

¿Cuáles están siendo las ventajas de la circularización en Start-ups?

El modelo de economía circular solo podrá extenderse a todo el tejido empresarial a través de la innovación, que es inherente a las startups. Estas empresas emergentes basan su negocio en la aplicación de la tecnología para el desarrollo de productos y soluciones innovadoras, ejerciendo como el motor que impulsa las iniciativas más disruptivas y como fuente de inspiración para todo el tejido empresarial. Según el Barómetro de la innovación en Cataluña realizado por ACCIÓ, las startups son la tipología de empresas que más innovan, especialmente en las que tienen menos de 5 años, un 67% innovan.

Son pioneras…

Dada su naturaleza innovadora, no es casual que las startups sean pioneras a la hora de utilizar soluciones circulares. Esta innovación se traslada a toda la economía, lo cual es muy significativo en el caso de la economía circular, que tiene como objetivo establecerse en toda la cadena de valor y en todos los sectores de la economía. En este sentido, desde ACCIÓ incentivamos el traslado de la innovación disruptiva que generan las startups al resto del tejido empresarial a través de programas como Innovar a través de startups.

¿Causan efecto de arrastre?

Estamos convencidos de que las startups son una palanca para el resto de empresas a la hora de aplicar nuevos modelos basados en la economía circular. De hecho, contamos con diversidad de ejemplos, como el de una startup que busca reaprovechar el calor residual generado en la industria a causa de ineficacias energéticas para darle un nuevo uso, a través de conectividad IoT.

En su opinión ¿qué futuro a corto plazo nos depara la transición hacia la circularidad?

En Cataluña contamos ya con un ecosistema fuerte de empresas que ya aplican la economía circular, pero es cierto que estas prácticas todavía se concentran en sectores muy concretos y es necesaria una mayor diversificación. Es el caso de los residuos, un ámbito que calculamos que engloba el 75% del total de facturación asociada a la circularidad y el 60% de empresas que la trabajan.

¿Qué sectores tienen mayor potencial?

En este sentido, aquellos sectores con mayor potencial de aplicación de este modelo económico son el agroalimentario, el químico, el transporte y la logística, la maquinaria y los equipos, y los materiales, todos ellos con un peso relevante en la economía catalana. En un segundo nivel, la economía circular juega un rol importante en otros ámbitos igualmente destacados como el turismo y la salud, claves en nuestra economía.

¿En qué hay que seguir trabajando?

Por otro lado, creemos que es importante seguir trabajando en el fomento de espacios de encuentro entre actores que ofrecen soluciones en el ámbito circular para impulsar la colaboración desde sus diferentes áreas de especialización para poder responder a la creciente demanda de soluciones diferentes en este campo.

¿Y a medio y largo plazo?

La transición hacia una economía circular implica un cambio profundo de mentalidad y de formas de proceder, además de un replanteamiento en la manera de interactuar éntrelas empresas y sus públicos o entre las propias empresas. Se trata de superar las maneras de producir y consumir actuales y adoptar una nueva visión tanto a nivel empresarial como individual.

¿Que beneficios sociales tendrá la economía circular?

Al apostar por la economía circular contribuimos a una sociedad y un futuro más sostenibles, ofreciendo a los productos que surgen de ella un nuevo ciclo vital mucho más amplio. No se trata de “hacer más con menos”, sino de “hacer más con lo que ya tenemos”, de dotar de nuevas funcionalidades a los productos y materiales con los que contamos, logrando una mayor implicación del consumidor, que ya no es solo propietario, sino usuario. Todo ello implica un cambio profundo de hábitos y formas de entender las relaciones empresariales y económicas, cuyo éxito pasa por la sensibilización y la concienciación de todos los actores implicados este ciclo.

Neus Agulló.-