Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Entrevista a Paloma G. López, Fundadora de The Circular Project

Paloma G. López, licenciada en Periodismo y experta en Comunicación de Empresa, es  CEO Fundadora de The Circular Project, un proyecto integral de moda sostenible que se enmarca dentro de la Economía del Bien Común y que va más allá del simple acto de comercializar moda. A su vez, es la presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid, nacida con el objetivo de crear las condiciones idóneas que ayuden a las nuevas marcas a afianzarse y crecer. Por último, conduce el programa de radio Qué hay de Nuevo en Libertad FM, dirigido por Daniel Jiménez Lorente.

¿Cómo termina una periodista en la moda sostenible?

Buena pregunta, también yo a veces me sorprendo de los giros inesperados que da la vida y como todo se ha puesto en su sitio con asombroso sentido. A pesar de mi formación y que durante unos años ejercí mi carrera, durante mucho tiempo trabajé para una multinacional alemana y eso acabó como han acabado tantísimas empresas: reducción de plantilla al externalizar todos los servicios y subcontratar fuera. Me rebelé, gané el juicio y ahí fue el comienzo, hace cinco años me reinventé profesionalmente enlazando dos de mis ejes motores: la moda, por herencia familiar y mi vocación, el periodismo. Tenéis mi charla TEDx donde lo cuento y podéis oírlo.

¿Por qué abrir en Madrid un comercio de moda sostenible y encima sin precedentes en la ciudad?

Primero por el impulso de innovar y abrir camino, fruto de una evolución que me hizo darme cuenta de que era necesario un entorno amable, fijo y acogedor donde encontrar diseño sostenible. Mi primer paso fue crear una marca y constaté que la gente necesita probarse y tocar la ropa, conocer en persona lo que compra. Ahí me convencí de la necesidad de que en Madrid hubiera algo así ya que increíblemente a estas alturas todavía no había. Así que abrí The Circular Project un 19 de diciembre de 2014.

¿Por qué ahora mismo The Circular Project es un proyecto pionero en el mundo?

Pues porque ahora mismo, tal y como está planteado no existe muchos ejemplos que podamos encontrar. Lo que comenzó siendo un escaparate para los diseñadores de moda sostenible, poco a poco se ha ido convirtiendo en un proyecto 360º que abarca todos sus aspectos desde la comercialización a la comunicación pasando por la educación. Trabajamos en muchos frentes que dotan de sentido y desembocan en el centro de operaciones que es ahora The Circular Project. Además estamos auditados por el Triple Balance Sannas y la Economía del Bien Común lo que nos certifica de cara a nuestros clientes y dota de prestigio a las marcas con las que trabajamos ya que directamente las acredita.

¿Cómo debe trabajar una marca para entrar dentro de The Circular Project? ¿Qué les pedís?

Cuando una marca viene a nosotras lo primero que les decimos es que han de pasar por nuestro proceso de homologación para entrar en el espacio. En este proceso nos fijamos en los materiales con los que trabajan, sus suministros, su código ético, su proceso de fabricación y que todo ello esté encaminado a minimizar los impactos negativos medioambientales, sociales y económicos. Ahí exigimos que  sean muy transparentes en la información que nos proporcionan para que podamos saber con certeza que pueden definirse como sostenibles.

¿Es fácil ser una marca de moda sostenible?

Certificar una marca recién nacida resulta costosísimo y por ello nos fijamos en  que sus proveedores si están trabajan con certificaciones y con un código ético reconocible como es la Fair wear Foundation. Luego conseguir tejido orgánico es caro y complicado a pesar de que cada vez hay mayor oferta pero en España estamos empezando. Optar por ser sostenible no es fácil

Por otro lado, en la mayoría de los casos resulta fácil valorar su sostenibilidad porque salvo el detalle de los suministros orgánicos o ecológicos, todas trabajan localmente y casi siempre es una única persona quien lleva el peso del proyecto.

¿Por qué un nombre como The Circular Project?

Alude directamente a la Economía Circular.  El proyecto desde su comienzo nació con el objetivo de trabajar para implementar la Economía Circular en todos sus procesos y conseguir al mismo tiempo que las marcas con las que trabajamos lo tengan en su agenda como el ideal a cumplir. Hace falta un planteamiento de marca muy definido desde el principio y ahí comenzamos a guiarlas y a facilitarles el proceso.

También trabajamos en colaboración con muchas iniciativas que vienen a completar nuestro trabajo y digamos que también  en este sentido cerramos el círculo con este ecosistema.

¿Cómo se ha gestado este ecosistema al que aludes?

A medida que el proyecto ha ido cogiendo cuerpo han entrado en escena multitud de actores todos ellos relacionados con el cuarto sector con los que hemos ido entablando colaboraciones. Soy miembro de Sannas, Social Enterprise y presidenta de la Asociación de Moda Sostenible de Madrid, pero al mismo tiempo colaboro con la MBFW Madrid dentro del comité de Sostenibilidad y con ACME dentro de Madrid es Moda con la propuesta Sostenible, cada vez con más calado y mayor impacto. Por último, con la Fundación para la Economía Circular vamos a trabajar codo con codo la circularidad en el sector textil.

¿Por qué es importante circularizar la moda?

Ya no solo que sea importante sino que ha pasado a ser urgente dado que la industria textil ya es la industria más contaminante del planeta casi a la par con la industria del petróleo y necesitamos repensarlo todo de nuevo y actuar de forma efectiva para parar este impacto. La Economía Circular se ve como una fantástica solución al recolocar en el circuito productivo residuos que antes eran tajantemente rechazados, volviendo a considerarlos materia prima.  En moda ya esta cogiendo mucho impulso el upcycling y el reciclado de tejidos. El primero como una manera novedosa de repensar el diseño (ahí tenemos a Victor & Rohl y su Bulevar de los sueños rotos, primera colección de alta costura hecha en su totalidad con tejidos reciclados) y el segundo como una manera de volver a emplear tejidos o materiales tras un tratamiento que les convierte de nuevo en fibra.

Por último, cuéntanos ¿cómo casa todo esto en tu faceta de locutora de radio?  ¿cómo has terminado ahí?

Digamos que esto viene a ser la guinda y yo lo veo casi como una recompensa a tantos años de lucha. Como decía al principio, de repente todo cobra sentido. Nunca he estado desligada del Periodismo y la Comunicación y hace tiempo Dani ya me propuso una colaboración en el programa que el conducía en aquel momento: Economía Humana, colaboración que no llegó a cuajar por causas externas a ambos. A finales del verano pasado empezamos a repensar la idea de hacer un programa que se alejase de la crispación y el desánimo generalizado que se respiraba en los medios en general, y que a su vez diese voz a tantísima gente que está haciendo las cosas bien desde el más absoluto anonimato, sobre todo empresas que se engloban dentro del cuarto sector.

Esta idea cuajó muy bien en la emisora Libertad FM y en Quiero. (Jose Illana) y nos dieron cancha para hacer lo que queríamos. Estamos muy contentos porque aún estamos en fase de rodaje y de crear músculo radiofónico (yo, sobre todo, que estoy muy desentrenada) la acogida está siendo sensacional.

Por cierto, hicimos un estupendo programa sobre Economía Circular del cual estoy muy orgullosa, y no será el único, volveremos sobre el tema porque hay mucho de lo que hablar.