Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

DISEÑO DE PRODUCTOS Y SERVICIOS CIRCULARES EN UN SISTEMA LINEAL

Es evidente que el diseño de productos y servicios debe evolucionar hacia un diseño que reduzca el consumo de recursos naturales y el impacto negativo sobre el medio ambiente, y que finalmente produzca un impacto positivo.

Esta necesidad se está acelerando como consecuencia de la evolución de las políticas y directivas europeas, que van capilarizando a las políticas nacionales y regionales, con mayor o menor grado de avance. Y además, con el desarrollo y orientación de programas europeos de innovación hacia la Economía Circular.

La dificultad para una empresa a entrar en este juego son, paradójicamente, algunas barreras y rigideces legislativas, el valor de mercado de materiales alternativos más sostenibles o el aseguramiento de que un cambio en su modelo de negocio o procesos de producción les repercutirá un beneficio económico a corto plazo.

Y todavía más en las pymes, por su falta de recursos para adaptarse de manera ágil al cambio en las legislaciones o por la dificultad en el acceso a instrumentos de financiación que les ayude a que su cuenta de resultados permita amortizar las diferentes inversiones necesarias para el cambio.

Y todo esto con la dificultad añadida de diseñar un producto o servicio con una lógica circular en un sistema global diseñado para que sea competitivo de forma lineal. ¿Qué hace una empresa si es más caro comprar materiales biodegradables o con contenido reciclado que materiales no reciclables?

Por ejemplo, ¿puedo diseñar una salsa de tomate “completamente circular” en un sistema lineal?

Claves para el Diseño Circular

Algunas claves para empezar a diseñar un equipo, producto o sistema circular desde un proceso lineal son:

  • Circular Supplies: búsqueda y selección de materiales o recursos recursos/materiales completamente renovables, reciclables o biodegradables.
  • Identificar, para cada una de las operaciones del proceso de producción y distribución, oportunidades de negocio derivadas de todas las potenciales recirculaciones de materiales y valorización de residuos
  • Utilización de equipos e instalaciones que funcionen con energías renovables
  • Integrar el concepto de Coste de Ciclo de Vida en los procesos de toma de decisión

¿Cómo diseñamos circular?

 Por muy buena intención que tenga una empresa o un diseñador, debe perseguir la competitividad desde la fase de diseño conceptual de un producto o servicio si quiere tener rentabilidad.

Debemos asegurarnos de que aquello que diseñemos sea competitivo en coste, calidad y plazo, además de integrar las tecnologías más competitivas en un estado de maduración adecuado (TRL, Technology Readiness Level) para la produccción en serie de un producto o servicio. Utilizar la última tecnología no es garantía de competitividad si esta no es madura para asegurarme un producto o servicio competitivo.

Para ello es fundamental el desarrollo de procesos y metodologías para integrar el diseño circular dentro del proceso de desarrollo de productos y servicios.

Y en este punto, es totalmente necesario desarrollar funciones y modelos de coste para conocer el Coste del Ciclo de Vida (Life Cycle Cost, LCC) desde la fase de diseño conceptual. Esto nos servirá para seleccionar las soluciones técnicas óptimas, considerando la evolución del coste ante cualquier variación de coste de materiales, tendencias legislativas, procesos de fabricación alternativos o cualquier cambio del mercado o del entorno (contexto sociopolítico, etc).

Para empezar a pensar y diseñar circular, las siguientes referencias son de gran utilidad: la Circular Design Guide o el proceso Zero-Waste Systems Engineering.

Círculo a Círculo

Pacientemente, nos debemos enfocar en diseñar pequeños sistemas parcial o completamente circulares que demuestren su viabilidad y ayuden a que el sistema lineal global se vaya “curvando” hacia sistemas globales circulares competitivos.

Ojalá pudiéramos diseñar sistemas circulares de forma colaborativa entre todos los grupos de interés afectados. Por ejemplo, el co-diseño del sistema de alimentación circular de una gran ciudad entre administraciones, productores, distribuidores y consumidores. ¿Es una utopía o sería lo más apropiado para el bien común?

Y en esto debemos empujar todos aquellos que queramos un planeta mejor para nosotros y para las próximas generaciones.

 

¿Te apuntas?

 

Carlos León

Partner-Design & Engineering

Group381 Economía Circular