Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Cocina desde cero para conseguir una vida “cero residuos”

Para empezar a cocinar desde cero debes prestar atención a tu lista de la compra, analizar los productos que tienes en la nevera y en la despensa y saber qué podrías hacer tu y cómo prepararlo. No es fácil pero con un poco de papel, boli y paciencia puedes lograrlo más rápido de lo que imaginas y puedes.

Una vez tienes claro qué preparaciones debes hacer, sólo será cuestión de tener una buena organización para conseguir adoptar hábitos prácticos, más saludables y mucho más sostenibles.

Y ¿Qué es cocinar desde cero?

Pues se puede hacer de distintas maneras, pero hoy queremos explicaros algunos ejemplos para que veáis qué fácil puede ser y cuántos beneficios podéis obtener en el camino.

Además, cocinando desde cero aprenderás a saber qué sueles tirar y qué puedes aprovechar, mediante conservas, caldos aliños, etc.

Cocinar desde cero significa dejar de consumir alimentos procesados y basarnos en alimentos frescos y naturales, a través de los cuales crearemos nuestra propia cocina y nuestras reservas, conservas y todo tipo de alimentos que puedan durarnos más tiempo, teniendo una base de alimentos de gran calidad.

Un ejemplo de ello es comprar unos kilos de tomate pera y hacer el sofrito nosotros, a fuego lento, en casa para dejar un pote de conserva con salsa de tomate natural sin aditivos, ni conservantes; otra opción es utilizar avena, frutos secos, fruta y miel para preparar unos deliciosos snacks de granola; mezclar legumbres y verduras para hacer la cantidad que queramos de hamburguesas vegetales o bien con carne picada de la carnicería; hacer un caldo de pollo y verduras durante unas cuantas horas y colar ese caldo para hacer cubitos de hielo y tenerlos para añadir sabor a tus guisos o directamente hacer la cantidad de caldo que desees. Es una fantástica manera de comer alimentos de gran calidad, sin perder sabor y vitaminas y eliminando alimentos procesados que son malos para nuestra salud y para el medio ambiente.

Guardar caldo en cubitos de hielo

Buscando por Internet encontraréis infinidad de maneras para conservar los alimentos y muchas ideas sostenibles, para lograr una cocina desde cero y contribuir directamente a llevar una vida cero residuo. Aquí tenemos un ejemplo de cómo preparar un caldo con verduras que nos han ido sobrando y hemos ido congelanto, como puerros, cebolletas, el ajo, mazorca de maíz, patatas, zanahoria, etc.

  1. Debes llenar la cazuela de manera que por encima de las verduras haya unos 3 centímetros de agua.O puedes añadir el agua suficiente como para poder remover el contenido de la cazuela con facilidad.
  2. Pon la cazuela a hervir antes de ponerla a fuego lento.
  3. El caldo tarda normalmente una hora en estar listo.Recuerda que no lleva ningún tipo de sazonador, así que estará más sabroso después de que le eches sal (algo que solo deberías hacer si vas a utilizar el caldo como ingrediente de una receta).
  4. Cuela el caldopara conseguir un resultado final sin tropezones.

Puedes verterlo en un molde para hacer cubitos de hielo; de esta manera, podrás utilizarlo en dosis individuales y añadirlo a todas tus recetas. Nada mejora más un plato como el sabor del caldo casero, ¡y todo gracias a la reutilización de las sobras!