Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

¡Por unas vacaciones sostenibles!

Quedan pocas semanas para disfrutar de las vacaciones, en algún lugar cerca del mar o de la montaña saboreando el tiempo libre, sin obligaciones. Hoy queremos hablar de las vacaciones sí, pero de unas vacaciones sostenibles.

El turismo sostenible es aquel que es económicamente viable, que no destruye los recursos sobre los que depende el futuro del mismo. Aquel que busca diferentes formas de poner en práctica el desarrollo sostenible. Consiste en un tipo de turismo que fomenta el respeto, tanto con el viajero como con la gente local, su herencia cultural y el medio ambiente. Tiene en cuenta los impactos que puede tener la actividad turística y se preocupa de la comunidad local y del entorno natural donde se desarrolla.

¿Cómo puedo ser un turista sostenible?

El turista sostenible es aquel que, a base de pequeños gestos, consigue disfrutar de sus vacaciones sin dejar huella en el planeta. Aquí tienes algunos consejos para lograrlo:

  • Reduce la producción de residuos y haz una gestión adecuada de aquellos que no se han podido evitar
  • Alójate en un establecimiento ecológico
  • Respeta a los habitantes del lugar en el que estas de vacaciones y respeta su cultura y sus tradiciones
  • Reduce el consumo de recursos
  • Evita las actividades en las que están implicados los animales, ya que muchas veces se trata de explotación animal
  • Apuesta por la bicicleta como medio de transporte, o bien decide compartir un vehículo con más personas, para evitar un exceso de contaminación. De esta manera conseguirás promover el transporte colectivo y reducir, así, la huella de carbono.
  • Apuesta por la gastronomía local, comprando en mercados o puestos callejeros, para adaptarte a la cultura del lugar y, también, evitar empaquetados y embalajes de plásticos.

La sostenibilidad empieza en tu maleta

Para ser un turista sostenible, deberás tener en cuenta cómo haces la maleta y qué incluyes en ella. De entre las cosas que debes tener en cuenta, una de ellas debe ser buscar opciones reutilizables:

  • Llévate una cantimplora. Así podrás disponer de agua siempre que quieras sin tener que comprar una o dos botellas de plástico diarias.
  • Incluye una bolsa de tela. Podrás ir a comprar o cargar lo que necesites, sin fomentar el uso de bolsas de plástico.
  • Copa menstrual. En el caso de las mujeres es importante disponer de un mecanismo como la copa menstrual, que contamina mucho menos que las compresas o los tampones y además, resulta mucho más saludable para el cuerpo.
  • Maquinillas de afeitar con cuchillas recambiables. Para no tener que comprar maquinillas de usar y tirar que, como su nombre indica, van en contra de la economía circular y de la sostenibilidad.
  • Pequeña nevera portátil de tela. Puede servirte para disponer de alimentos frescos durante más tiempo, o bien comer aquello que te haya sobrado en una comida anterior.
  • Lleva todo lo que puedas en formato electrónico. Evita llevar un montón de papeles sueltos, como por ejemplo los billetes de viaje, las reservas de hotel, guías, mapas, folletos… Es una tonta manera de gastar papel.
  • Llévate una pastilla de jabón. Podrás ducharte sin problemas, no ocupa prácticamente espacio en tu maleta y evita llevar dos o tres potes pequeños de plástico. Si quieres ser aún más sostenible, prepara un jabón casero en casa para asegurarte de saber qué estas “tirando” al agua.
  • Neceser sostenible; Tal como te hemos comentado con el jabón, puedes apostar por un cepillo de dientes sostenible como el de Naturbrush, que está hecho con bambú y es totalmente ecológico. Champú y acondicionador sólidos, para poder aprovecharlos más tiempo y que sean naturales. Aceites vegetales que, al ser naturales, te pueden servir para hidratar la cara, el cuerpo, el pelo y hasta para desmaquillarte. Puedes transportarlos en dos botes pequeños de cristal cuentagotas, para dosificar la cantidad justa que necesites. Piedra mineral de alumbre, para usar un desodorante ecológico y respetuoso con el medio ambiente, que además es mucho menos agresivo con tu piel.