Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

¿Es fácil crear un negocio de economía colaborativa? Parte 2

La economía colaborativa cambia la manera de consumir productos o servicios. Cambia la palabra consumir por la palabra compartir, ofreciendo una nueva forma de disfrutar de nuevos servicios compartidos, en la que el usuario obtiene más beneficios y valores añadidos. La economía colaborativa se extiende a distintos ámbitos como por ejemplo la moda, la educación, el transporte, el turismo, etc.

¿Qué necesito?

Un negocio basado en la economía colaborativa tiene que estar basado en tres conceptos;

  • Colaboración; se busca un beneficio para las dos partes.
  • Promueve una conexión directa entre los usuarios
  • Facilita el diálogo entre el vendedor y el consumidor, de manera que es más sencillo que se pongan de acuerdo sobre los términos y las condiciones de transacción.

Para que un negocio de economía colaborativa funcione tiene que estar basado en el trueque, en el intercambio de bienes y servicios.

Si decides emprender un proyecto de estas características es importante saber qué puedes ofrecer al cliente:

  • Pago por uso; Este servicio permite al usuario disponer de un producto o servicio en un momento determinado, sin tener la necesidad de comprarlo. De esta forma se fomenta el consumo consciente y se lucha contra el consumismo desenfrenado. Una opción muy interesante que fomenta la economía circular. Un ejemplo es Sal a navegar, que pone en contacto a gente con un barco, para usarlo unos días
  • Puedes ofrecer un seguro; una garantía asociada al servicio para garantizar una seguridad extra al cliente, si estamos hablando de bienes tan importantes como un coche o una casa, por ejemplo. Por ejemplo Etecé, es una plataforma que ofrece a profesionales para hacer tareas concretas y certifican que han entrevistado personalmente a todos los profesionales, que reciben una valoración del usuario una vez realizan su tarea.
  • Redistribución del producto; Intercambio, trueque, venta de segunda mano… Hacerte cargo de la logística y cobrando una comisión por ello. Un ejemplo es Chicfy, que se pone a servicio de los usuarios para que puedan vender la ropa que no se ponen y que otros la compren.

Ejemplos

Actualmente el sector de la movilidad y el transporte despuntan por encima del resto, en lo que respecta a negocios basados en la economía colaborativa. Podemos ver casos como Airbnb, con el alquiler de casas particulares por vacaciones; Changeyourflight, para cambiar billetes de avión que no van a usarse; Eatwithtime, para comer con gente local, etc.

  1. Cronoshare; Una plataforma que encuentra profesionales aptos para realizar tareas para el usuario que lo solicite, como por ejemplo arreglos, limpieza, clases particulares, etc.
  2. Camp in my garden; para el alquiler de patios traseros privados, para que las personas puedan acampar cuando viajan.
  3. Bonappetour; una plataforma que propone que un usuario actúe como anfitrión y otros usuarios como comensales. Los primeros son personas con experiencia en la cocina, a nivel amateur, y el resto van a degustarlo. Una bonita experiencia para conocer gente alrededor de una mesa.