Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Entrevista a Marta Subirà i Roca, Secretaria de Medi Ambient i Sostenibilitat del gobierno de Catalunya

La actual Secretaria de Medi Ambient i Sostenibilitat del gobierno de Catalunya está de celebración puesto que Catalunya acaba de ser escogida sede del “Circular Economy Hotspot 2020”, un evento que este año ha celebrado su tercera edición en Escocia, con presencia de más de 400 personas de 20 países diferentes. No habrá que esperar dos años para ver movimiento en economía circular: se ha trabajado mucho en 2018 y el próximo año también se prevé muy activo en Catalunya.

¿En qué aspectos recientes medioambientales está trabajando?

El Govern de Catalunya entiende y aborda los retos ambientales desde una perspectiva local y al mismo tiempo global. Los más relevantes están perfectamente identificados desde hace varias décadas y los recoge la Agenda Global 2030: la sobreexplotación de los recursos naturales, el cambio climático y la necesaria transición energética, la contaminación del aire, de los suelos y de las aguas, y la pérdida de biodiversidad.

¿Con qué planteamiento?

Lo realmente novedoso es la perspectiva que aplicamos para abordar estos retos, que se basa en la transversalidad, el trabajo multinivel y multiactor, y la aplicación de una nueva gobernanza ambiental, más inclusiva, que aborda también aspectos sociales y económicos. Consideramos el desarrollo tecnológico como un aspecto muy importante, pero no suficiente, para superar estos retos. En este sentido, el concepto de economía circular ayuda a centrar los objetivos.

¿Qué novedades se están gestionando en transición hacia la circularidad?

En aplicación en Catalunya de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), estamos trabajando en la transición hacia la economía circular desde todos los vectores ambientales: el agua se trata integralmente como un ciclo desde que se extrae del medio hasta que se devuelve, y fomentamos las tecnologías que minimizan el impacto sobre la calidad ambiental de los ríos y mantienen el caudal ecológico. Asimismo, promovemos la reutilización del agua como un elemento más en la diversificación de fuentes de abastecimiento.

¿Qué novedades hay en residuos?

Lo mismo ocurre con los residuos, a los que considerados como un recurso que debe reincorporarse al sistema productivo a través de una mayor eficiencia de los sistemas de recogida. Debemos avanzar hacia los objetivos europeos, que son el 65% reciclaje en 2035 y la reducción al 10% de los residuos destinados a vertedero en 2035.

¿En calidad del aire?

Las políticas de calidad del aire, de ambientalización de los procesos productivos, de conservación de la biodiversidad o la adaptación y mitigación del cambio climático también forman parte prioritaria de la agenda del Govern.

¿Qué pretenden los instrumentos de fiscalidad?

Finalmente, estamos desarrollando instrumentos de fiscalidad ambiental tanto desde la voluntad de concienciación y sensibilización para promover cambios de comportamientos como desde su vertiente recaudatoria para poder financiar acciones de restauración ambiental. Quien contamina, paga.

¿Qué medidas se van a llevar a cabo desde la política catalana en economía circular?

El Gobierno de Cataluña tiene la intención de emprender en breve la actualización de la estrategia de Impulso a la economía circular en Catalunya, que se materializará en la elaboración de una Hoja de Ruta (Roadmap) que integrará todo el conjunto de instrumentos facilitadores de la economía circular que nuestro gobierno está llevando a cabo.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo, el Programa general de prevención y gestión de residuos y recursos de Catalunya, la Estrategia catalana de Ecodiseño o el Pacto nacional por la Industria, así como las nuevas herramientas que se consideren necesarias para dar un impulso definitivo a la economía circular en Cataluña.

¿Van a reforzar organismos ya existentes?

También tenemos en mente reforzar el Observatorio Catalunya Circular para así aunar los esfuerzos del mayor número de actores posible.

¿Cómo está funcionando Catalunya Circular?

Catalunya Circular nace con la ambición de convertirse en un nodo de referencia en economía circular que aporte conocimiento e información sobre la materia y que visibilice los múltiples esfuerzos que, desde diferentes niveles y ámbitos de actuación, tanto públicos como privados, se están realizando en Catalunya en esta temática. Catalunya Circular ya cuenta con 45 buenas prácticas en economía circular y confiamos en que este número vaya en aumento.

¿Se prevén colaboraciones con socios europeos?

2019 será el año del inicio del Plan de Acción del proyecto Interreg Europe CircE (European regions towards circular economy), proyecto que Catalunya está llevando a cabo conjuntamente con 7 socios europeos con el objetivo de identificar las oportunidades y barreras de la economía circular en sectores económicos clave y definir los instrumentos necesarios para impulsar las oportunidades y superar las barreras.

2019 será un año clave…

En la misma línea, también en 2019 comenzará la implantación del Plan de Acción de Prevención del Desperdicio Alimentario en Catalunya, fruto de un trabajo intenso de colaboración entre entidades públicas y privadas en el marco del proyecto Interreg Europe Ecowaste 4 Food, en el que también se está colaborando con otros 7 socios europeos en la lucha contra el desperdicio de alimentos.

¿En cuanto a la relación entre circularidad y R+D+i?

Igualmente, y a nivel más instrumental, estamos apostando por integrar la economía circular en nuestros instrumentos de apoyo a la R+D+i. En este sentido, hemos incorporado una categoría de economía circular en la línea de ayudas INNOTEC para proyectos de R+D+i de PIME’s realizados con la colaboración de agentes de tecnología homologados.

¿Cómo van las convocatorias de subvenciones?

También en el ámbito de instrumentos, este año se ha publicado por tercera vez una convocatoria de subvenciones para proyectos de fomento de la economía circular, con impacto creciente en cantidad y calidad de los proyectos presentados.

¿Se han puesto en marcha líneas de préstamo?

Una novedad importante es que el Institut Català de Finances (ICF) ha puesto en marcha recientemente una nueva línea de préstamos denominada “ICFEcoVerda” destinada a empresas y entidades públicas y privadas para financiar proyectos de economía verde y circular. El importe de los préstamos oscilará entre los 500.000 euros y los 2,5 millones de euros para empresas y entidades privadas y entre los 2,5 y 10 millones de euros para las públicas. En ambos casos se podrá financiar el 100% del proyecto.

¿Qué estudios se están ultimando?

Estamos ultimando un estudio sobre Nuevos conocimientos, competencias y perfiles profesionales de la economía circular que a buen seguro proporcionará elementos para profundizar en las repercusiones de la economía circular en el mercado laboral.

¿Está la economía circular en la agenda presidencial, como reclaman agentes sociales y profesionales?

Sin duda, la economía circular es uno de los ejes de nuestro gobierno. De hecho, consta explícitamente como uno de los ejes del Pla de Govern de esta legislatura y su centralidad se demuestra en la gran cantidad de acciones interdepartamentales que estamos llevando a cabo.

¿Considera usted que hay que tomar más medidas restrictivas o bien liderar y unificar la transformación?

Obviamente hay que liderar, o tal vez mejor dicho co-liderar la transformación, puesto que el gobierno debe contar con la colaboración de todos los actores implicados en la economía circular, sin los cuales la transformación del modelo económico no será posible. Por lo que respecta a la unificación de la transformación a la que usted se refiere, no se trata tanto de unificar como de fijar unos objetivos compartidos y poner en valor el trabajo de todos los actores.

¿Considera suficiente el esfuerzo empresarial e industrial catalán?

Las empresas e industrias catalanas están realizando esfuerzos crecientes para integrar la economía circular tanto en sus procesos productivos como en sus productos e incluso en sus modelos de negocio. Buena muestra de ello es la adhesión de las organizaciones empresariales al Pacte Nacional per la Indústria cuyo eje número 6 se refiere a la economía circular.

¿Como valora los acuerdos entre universidades y empresa que permiten que conocimiento y empresa vayan de la mano?

Mi valoración es muy positiva, por supuesto. Sin lugar a dudas es el camino a seguir. La canalización del conocimiento de las universidades hacia las empresas es imprescindible para el diseño de proyectos empresariales innovadores que permitan la concreción de acciones de economía circular novedosas.

¿Cree usted que las administraciones locales de Catalunya están haciendo una buena tarea o queda mucho por hacer?

Las administraciones locales de Catalunya están realizando una excelente labor de integración y promoción de la economía circular. Los ejemplos de proyectos locales en esta línea son numerosos: la línea de trabajo iniciada por la Xarxa de Ciutats i Pobles per la Sostenibilitat de la Diputación de Barcelona o las iniciativas de Mataró, Manresa, Sabadell-Barberà-Sant Quirze, Granollers, Viladecans-Gavà, AMB, entre un largo etcétera, muchas de ellas basadas en la simbiosis industrial como estrategia de economía circular a nivel local.

¿Qué opina sobre el trabajo de patronales y sindicatos para potenciar la circularización?

Las patronales y los sindicatos cada vez están promoviendo más acciones para potenciar la circularización. De hecho, algunos de ellos tienen programas propios específicos en economía circular. También quiero remarcar que hemos trabajado conjuntamente con algunos de sus representantes en la elaboración del Pla Nacional de la Indústria y que muchos son socios del Observatorio Catalunya Circular.

Agencia de Residuos de Catalunya y ACCIó están haciendo grandes trabajos en circularidad ¿considera usted que esta atomización de esfuerzos debería trasladarse a un modelo unificador, como el vasco?

No consideramos que los esfuerzos estén atomizados, sino más bien que la economía circular se integra en la agenda política y, por tanto, en la acción, de las diferentes unidades implicadas y que éstas se coordinan y refuerzan entre sí. Prueba de ello es la existencia de una comisión de trabajo interdepartamental, creada en 2013, y que se reúne periódicamente.

¿Qué novedades arroja la colaboración entre ACR i ACCIó?

En particular, como fruto de la colaboración directa de estas dos entidades, se ha publicado una convocatoria de subvenciones orientada a la realización de actividades de investigación industrial y desarrollo experimental en proyectos de economía circular, específicamente en el ámbito de los residuos.

Catalunya será sede en 2020 de un encuentro de economía circular…

Estamos de celebración, pues Catalunya ha sido hace unos días escogida sede del “Circular Economy Hotspot 2020” un evento que este año ha celebrado su tercera edición en Escocia, con presencia de más de 400 personas de 20 países diferentes. Su celebración en Catalunya supondrá un impulso y un incentivo a avanzar más rápidamente hacia este modelo y permitirá mostrar al mundo todo lo que estamos haciendo desde el ámbito empresarial y gubernamental.

¿Cómo valora usted que actualmente la circularización de las empresas esté por debajo del 10%?

No podemos negar que sea una cifra baja. La circularización comporta aplicar un modelo que rompe con el modelo empresarial tradicional y existen ciertas reticencias a vencer. Se requieren cambios importantes en la cultura empresarial, en la forma en que se conciben los productos y servicios, en la manera de usar los recursos, de producir, de distribuir, etc. pero también son necesarios cambios sociales, en los consumidores, en la forma de consumir. En definitiva, la circularización implica repensar nuestra relación con el entorno, lo que claramente ralentiza la transición del conjunto de empresas hacia este nuevo modelo.

¿Hacia dónde debe ir la línea de trabajo para el mayor desarrollo de la economía circular?

Existen multitud de iniciativas en economía circular, la clave reside en escalarlas, es decir, en multiplicarlas y ampliarlas. En definitiva, debemos trascender el proyecto piloto y normalizar la economía circular.

– Neus Agulló.-