Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

¡La Economía Circular es para todos!

Hoy vamos a publicar un artículo de Luísa Abreu, una profesional con más de 20 años de experiencia en sistemas de gestión de que son ejemplos ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, cadena de custodia FSC y PEF, y estrategia, con un enfoque muy particular en los temas de sostenibilidad y economía circular. Ha trabajado para varios proyectos en la Península Ibérica.

En cuanto Auditora Jefe de APCER GROUP cuenta con, más de 250 auditorías de certificación. Colabora en el entrenamiento e integración de auditores y en publicaciones.

Colabora con la Asociación Empresarial Portuguesa (AEP), en temas de formación sobre economía circular y sostenibilidad i es graduada en Geografía en la “Faculdade de Letras de Lisboa” y Master en Gestión y auditorías ambientales en empresas industriales – ISCS-SUL (Instituto Superior de Ciências da Saúde– Sul), Portugal.

Hace poco hablando con otro compañero que hace un excelente trabajo, divulgando e informando sobre el tema economía circular, Paco Fernández, si el me permite citarlo, llegamos a algunas conclusiones, basadas en nuestras experiencias profesionales y personales, sobre cómo estamos actualmente y el largo camino que aún tenemos que recurrir para lograr la transición de nuestro sistema económico para el nuevo paradigma denominado economía circular.

De esas conclusiones, destaco aquí tres tipos de “ideas preconcebidas” que hay que “desmitificar” si queremos progresar:

  1. Cuando se habla de economía circular, las personas en general, desde los directivos al personal, tienen frecuentemente la idea enraizada de que se tiene que invertir mucho en I+D+i, para desarrollar nuevos productos y nuevas soluciones industriales sostenibles; que ese es un reto muy difícil de lograr solo al alcance de las grandes empresas, apoyadas por laboratorios y centros tecnológicos punteros”. Algunos dicen, aún, que “las PYMES no tienen tiempo para esos cambios e innovaciones porque están muy ocupadas intentando sobrevivir a la competencia”.
  2. Por otra parte, hay los que se interesan en conocer las orientaciones estratégicas, modelos y herramientas de la circularidad, que entienden la necesidad de cambiar y adoptar un nuevo paradigma económico. Sin embargo, consideran que se trata de una tarea difícil, quizá hasta utópica, atendiendo a su realidad regional y local, en la que las instituciones, empresas y personas, en general, no están todavíamotivadas y preparadas para abrazar esas “novedades”, cambiando su cultura empresarial, económica y social. Apuntan como ejemplos de barreras culturales aún no superadas: “separar correctamente todos los tipos de residuos, para que se puedan convertir en nuevas materias primas y nuevos productos; comprar más productos ecológicos; sustituir los plásticos por otros materiales biodegradables; reducir el despilfarro de alimentos; reparar electrodomésticos, zapatos y ropas al revés de tirarlos a la basura; compartir coche; pasar del combustible tradicional a la electricidad o biocombustibles;usar más la bici, caminar más, etc”.  Según los más sépticos, estos conceptos funcionan bien en países como Holanda o Dinamarca, porque los tienen inculcados en sus culturas y actitudes en cuanto ciudadanos, resultando fácil transponiéndolos a las organizaciones. Se cree a menudo que, en nuestra Península Ibérica,faltan la cultura y los soportes adecuados, en términos institucionales e infraestructurales, para sacar adelante el modelo económico circular.
  3. Finalmente, otra dificultad señalada por inversores y emprendedores es que no es posible ver, a corto o medio plazo, los resultados en particular financieros, de una inversión en un sistema de producción y en productos/servicios más circulares. Los argumentos presentados, refieren que “no es posible medir los beneficios ni si tiene garantizada la procura”. El consumidor mediano considera precio el factor prioritario a la hora de comprar, a pesar de las campañas que le invitan, por ejemplo, a “comer más sanoy ecológico”, a “usar eco productos como, por ejemplo: detergentes, jabones, chmpús (sin sulfatos, sin parabenos) y cremas (hechas con materias primas naturales, no testadas en animales), para proteger el medio ambiente”, a optar por “ropa y calzado vegan, libre de mal trato animal y hecho con materias primas recicladas”, etc.

Por otra parte, la compra y contratación pública, a pesar de ya estar introduciendo criterios y requisitos medioambientales, no los valora con la misma ponderación y prioridad con que valora los criterios económicos y técnicos, prevaliendo los económicos por encima de todos los otros.

Para rebatir cada una de estas “ideas preconcebidas” les voy presentar ejemplos reales que se están desarrollando en nuestras tierras ibéricas y que deseo que sirvan de inspiración para motivar cada vez más institucionales, PYMES y personas a aplicaren los conceptos de la economía circular en sus organizaciones y vida cuotidiana.

El de hoy es de la joven PYME portuguesa Tailored Tile y se intitula:

Dar una segunda oportunidad al plástico, Marinha Grande, Portugal

En la región de Marinha Grande, Portugal, con una tradición de más de 50 años y centenares de empresas dedicadas al fabrico de moldes y producción de plásticos, se desecha una cantidad significativa de residuos de plástico que necesitan de un destino circular. Este fue el punto de partida para la creación de Tailored Tile.

Esta empresa, en actividad desde diciembre de 2018, permite reintroducir estos desechos plásticos en la cadena productiva, fabricando ladrillos de pared, conocidos en Portugal como “azulejos”. La idea nació a mano de Ana Rita Rodrigues, una joven arquitecta y Bruno Campos, químico industrial. La marca “Tilegram”,es un revestimiento decorativo que se parece a los “azulejos”, pero que, en lugar de cerámica, usa como materia prima un 100% de plástico recuperado, al cual añade color y design, transformándolo en bonitas piezas de decoración.

Ana Rita, no pretendía presentar una tesis teórica en su trabajo final, por eso decidió desarrollar este producto, que además de contribuir para la sostenibilidad regional y local, le garantizaría un puesto de trabajo cuando concluyese su carrera universitaria.

Los dos jóvenes comenzaron su negocio con una ayuda de 5000 euros, conseguidos en un programa de aceleración Spin+promovido por Rede de Incubadoras de Empresas da Região Centro (RIERC)de Portugal. Invirtieron ese dinero en la creación de un molde -“Tilegram”  y empezaron la producción de “azulejos” plásticos.

Para alimentar su línea de producción, compran la materia prima a empresas especializadas en triturar plástico, también estas ubicadas en Marinha Grande y proceden a su transformación adicionándole colorantes y usando un proceso de inyección.

El producto final es un “azulejo” con unavariedad de colores y distintos padrones o diseños, algunos de ellos creados a mano por la arquitecta, usando una película que se inyecta al “azulejo” cuando este se está produciendo, quedando ahí grabada.El plástico reciclado tiene comportamientos diferentes del plástico normal, por lo que su mezcla con el colorante, le acaba dando padrones únicos.

Del punto de vista de la aplicación, este producto se puede pegar a la pared usando cinta bi-adhesiva, lo que permite renovar cualquier espacio una y otra vez, con rapidez y facilidad, sin dañar la estructura de soporte.

Otra novedad que agrada a los clientes es la posibilidad de personalizaren sus tilegrams, que consiste en utilizar la técnica IML, para decorarlos con el diseño o logotipo elegido por el cliente.

Los tilegrams, envasados en packs de ocho piezas (que cuestan 20 euros), están para venta en la página web de la empresa y también se pueden encontrar en las tiendas “Querido Mudei a Casa”, en Leiria y Oporto.

Una vez que puede triturarse y moldarse varias veces, la empresa acepta tilegrams usados, cambiándolos por un descuento en la comprasiguiente, promoviendo así el cierre del ciclo de circularidad.

El próximo paso será comercializar los tilegramsal metro cuadrado y con una forma diferente, por lo que ya están buscando un inversor externo para ayudarlos en la financiación de un nuevo molde que les permitirá crecer en capacidad productiva y en la oferta al mercado de esto producto.

Fuente: Ana Rita propietaria de Tailored Tile

 

 

 

Luisa Abreu

Consultora en sistemas de gestión y estrategia