Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

Para la economía circular todos somos importantes

En la actualidad estamos viviendo un cambio de paradigma sin precedentes respecto a la economía global. Se está cuestionando vincular el desarrollo económico con el consumo desmesurado de materias primas, base de la economía lineal tradicional y llegando a la conclusión que no es un modelo sostenible.

Desde 1980 el incremento de recursos naturales extraídos en el mundo ha sido del 60% y según datos del Banco Mundial en 2012 las ciudades generaron 1,3 billones de toneladas de residuos. Si a estas cifras le añadimos que para el año 2030 la población mundial se acercará a los 8.600 millones de habitantes, necesitaríamos 1,5 planetas para vivir al ritmo actual.

La Economía Circular representa  la oportunidad de cambiar el modelo de producción y consumo, impactando además de manera muy importante en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en los objetivos marcados por el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, ya que la esencia del cambio es que además de desmaterializar la economía hay que descarbonizarla.

La Unión Europea marca el ritmo de la transición hacia el modelo circular, que con una visión a largo plazo, se impida vivir por encima de nuestras posibilidades ambientales. Por ejemplo, según la huella ecológica de España y su biocapacidad, se necesitaría 2,4 veces la superficie que disponemos para mantener el nivel de vida y población actuales, según informe de Global Footprint Network de 2014.

La solución pasa por llegar a la ciudadanía y hacerla partícipe del concepto de Economía Circular, sin necesidad de acudir a la estrategia catastrofista. Por ejemplo, en el borrador de la Estrategia Española de Economía Circular, se definen cinco sectores de actividad preferentes: construcción, agroalimentación, industria, bienes de consumo y turismo. Realmente estos sectores agrupan la mayor parte de la actividad económica del país y nos vemos involucrados a su vez como ciudadanía. Hace un año ahora, se celebró en Madrid la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular, donde participaron cinco premios Nobel y Barack Obama a través de la Advanced Leaderships Foundation y la Fundación Incyde de las Cámaras de Comercio de España. Todos coincidieron en la necesidad urgente de este cambio de modelo a través de unos ejes de actuación que afectan a la producción eficiente, a un consumo responsable, a la gestión sostenible de los residuos, utilización de materias primas secundarias y reutilización del agua.

Las estrategias no son otras que las derivadas de la racionalidad:

  • Introducir materias y energías renovables y biobasadas en el sistema productivo
  • Incrementar la copropiedad o co-utilización de los bienes y servicios, es decir, compartir recursos.
  • Fomentar el mantenimiento, la reparación y refabricación de productos de consumo.
  • Aumentar la reutilización, el reciclaje y la recuperación de energía de los residuos.

Desarrollo y medioambiente van de la mano en la Economía Circular, pero como señaló el Presidente Obama, “…la importancia de la educación es clave y tenemos que entrenar a la juventud para pensar de manera diferente en un nuevo modelo centrado en la colaboración y resolución continua de problemas”.

Por otro lado, en este cambio la tecnología juega un papel fundamental, tal y como señaló el Premio Nobel de Economía ChristipherPissarides en el sentido que “hay que romper la brecha digital Norte/Sur en Europa e incrementar la inversión en I+D+i”, pero añadió, “con especial cuidado en temas como la Inteligencia Artificial que sin duda beneficiará a las personas más formadas, pero que seguramente afectará de manera negativa a los empleos medios y será indiferente a los menos cualificados”. El ejemplo más claro lo vamos a ver tal vez en unos cinco años cuando se generalice el uso de vehículos eléctricos o con pila de Hidrógeno. Los actuales talleres mecánicos de reparación se reconvertirán a talleres de electrónica y computación, lo cual va a generar nuevos perfiles profesionales y dejarán los actuales en la cuneta. Actuar pronto es necesario, tener visión de futuro es esencial para determinados oficios que se tendrán que ir formando y reconvertir su negocio. Las administraciones son las que tienen que poner en aviso de estos extremos y facilitar el cambio a nivel de las personas. Es un reto que hay que afrontar con valentía y decisión.

Hoy en día, casi un tercio de la inversión global está centrada en la sostenibildiad del planeta y en negocios sostenibles, pero el planeta tendrá que afrontar ocho desafíos que afectan a la innovación tecnológica y a la ética, según el Profesor Bernardo Kliksberg, padre de la Responsabilidad Social y asesor estratégico de Naciones Unidas:

  • Usar la revolución tecnológica en beneficio de todos. La Economía Circular no deja a nadie atrás.
  • Afrontar una crisis de valores que afecta a lo esencial: la familia. Muchas parejas jóvenes que quieren formarlas, no puede hacerlo por las incertidumbres económicas severas. No tienen posibilidades  de vivienda,  ni seguridades mínimas de  trabajo  y sustento.
  • La pobreza no puede esperar. Casi 1.200 millones de personas viven  por  debajo  de  umbral  de  la  pobreza  extrema,  teniendo  que  subsistir  con  menos  de  un dólar diario. Cerca  de 3.000 millones están en  pobreza, con  ingresos menores  a dos  dólares  diarios
  • La explotación infantil. 180 millones  de  niños  son  sometidos  a  las peores  formas  de  trabajo  infantil,  a  trabajos  peligrosos,  esclavitud,  trabajos  forzados,  reclutamientoforzado  en  ejércitos,  prostitución  y  otras  actividades  ilegales”, según un informe de UNICEF de 2007.
  • La igualdad entre mujeres y hombres. Dos terceras partes de los analfabetos del mundo son mujeres. El 57% de las niñas no terminan el colegio secundario. Además, a igual responsabilidad su remuneración es menor. En la industria en 27 de 39 países con datos disponibles los sueldos de las mujeres eran de un 20 a un 50% menor que los de los hombres.
  • La ecología. Ya hay  en  el  mundo  25  millones  de  refugiados  climáticos. Fallecimientos por contaminación atmosférica y otros muchos efectos incluso derivados de la desaparición de especies que se ha acelerado en la última década. Se estima que estos efectos puede reducir en un 5% el PIB global.
  • La iniciativa privada y la responsabilidad social. A las   combinaciones   virtuosas   entre   políticas   públicas,   empresas   con   responsabilidad corporativa,  y  sociedad  civil  movilizada,  debe  sumarse  una  renovación  de  la  responsabilidad  de  los países ricos, a través de la solidaridad internacional y la creación de condiciones económicas más justas que favorezcan el esfuerzo productivo de los países en desarrollo
  • Repensar la ética.

El papel de la formación a todos los niveles es esencial. Sin embargo, es en la educación superior donde se forman a los futuros ingenieros/as, abogados/as, economistas, etc y son los que a medio y largo plazo ocuparán puestos de decisión en empresas, organismos públicos, en la política en todos sus ámbitos y serán los que tendrán que afrontar estas decisiones con un principio básico: la economía circular no debe dejar a nadie atrás.

En esta formación, las universidades tienen que tener muy claro la hoja de ruta para integrar la visión circular de la economía en sus egresados. Adaptando la integración del modelo circular en la estrategia empresarial, como por ejemplo el difundido por Forética en su publicación “Cerrar el Círculo”:

  • Conocer y difundir: inspirar para la acción
  • Compromiso claro con la sostenibilidad
  • Planificar y actuar
  • Buscar aliados dentro y fuera de la propia universidad
  • Medir el progreso y buscar nuevas metas
  • Comunicar a la sociedad lo que está haciendo y para qué lo hace.

En palabras del Profesor Bernardo Kliksberg, en  las  sociedades  democráticas  la  formación  de  las políticas  públicas  que  se  adopten  está fuertemente influida por ese debate. El aporte de la Universidad desde la investigación seria, y la voz de la  ciencia,  puede  aportar  mucho  al  mejoramiento  de la  calidad  del  debate,  y  la  visualización  de alternativas de decisión que no sean “más de lo mismo”.

Finalizo con unas palabras de Juan Verde, Presidente de la Advanced Leaderships Foundation, que pronunció en el evento antes señalado celebrado en Madrid: “…si tu plan es a 1 año, siembra rosas; si es a 10 años, planta un árbol, pero si es a 100 años, educa a la comunidad”. La Economía Circular debe ser de todos.

Los plásticos de un solo uso, tienen los días contados.

  José Vicente López Alvarez