Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

El canvas sostenible: un nuevo lienzo para la economía circular

 Pieza de visual thinking a partir de una sesión con emprendedores en modelos de negocio sostenibles (elaborado por Javier Campuzano)

No hay emprendedor que se precie que no haya oído hablar del lienzo de modelo de negocio de Osterwalder (traducción del inglés business model canvas o BMC). Pero no sólo en el ámbito de las startups, el canvas se ha convertido en el estándar “de facto” para diseñar y describir modelos de negocio empleado por universidades y consultoras estratégicas en todo el mundo. Ahora bien, ¿en qué consiste y para qué sirve?

En esencia, un modelo de negocio describe las bases sobre las que una empresa crea, proporciona y capta valor. El valor del lienzo es recoger algo tan complejo como esto en una simple plantilla de un folio, facilitando la creatividad, el análisis y comunicación de la idea. La clave está en la estructura del propio canvas, formado por nueve módulos que cubren las cuatro áreas principales de un negocio: clientes, oferta, infraestructura y viabilidad económica. Osterwalder lo denominó “canvas” por analogía con el lienzo de un pintor, en el que se esboza una primera idea y se trabaja sobre ella hasta dar con el cuadro final.

Como cualquier modelo, el canvas también tiene sus limitaciones (estático, ausencia de grupos de interés, etc.) y se han propuesto posteriormente formatos específicos para determinados entornos (lean canvas, social canvas, etc.). De hecho, en nuestra experiencia como formadores en diseño de negocios sostenibles, hemos vivido en primera persona las dificultades para incorporar el desempeño socioambiental y construir lo que se conoce como triple cuenta de resultados o triple balance.

 Ejemplo de canvas sostenible para el caso de Nespresso (desarrollado a partir del “Business Model Canvas of Nespresso” por Alex Osterwalder)

Por eso hemos desarrollado un canvas sostenible (descargable aquí), que respeta el lienzo original y le añade cuatro módulos para plasmar tanto el desempeño socioambiental como la circularidad del modelo de negocio:

  • A la izquierda, las materias primas y la energía (módulo 9) que utilizamos en nuestras actividades. Si bien no se trata de proporcionar una lista exhaustiva, al menos sí debemos incluir las más significativas desde el punto de vista económico, social o ambiental (alguna podría estar ya recogida en el módulo de recursos clave y no se repetiría aquí).
  • A la derecha, los escenarios de final de uso (m4) de nuestros productos y servicios. Es decir, qué ocurre una vez que los clientes y usuarios deciden deshacerse de ellos: ¿se reciclan? ¿se vierten al medio? ¿en qué medida?
  • Arriba a la izquierda, los costes socioambientales (m11) entendidos como externalidades (o impactos) negativas del modelo: ¿se deterioran de alguna manera las condiciones del entorno? ¿cómo afecta al bienestar de las personas?
  • Arriba a la derecha, los beneficios socioambientales (m12) o externalidades positivas del negocio: ¿regeneramos el medioambiente? ¿mejoramos las condiciones sociales?

Como es sabido, la sostenibilidad requiere integrar las dimensiones social y medioambiental con la económica. Esto es lo que nos aportan los dos módulos superiores (11 y 12), de manera que el canvas sostenible refleja el modelo de negocio de forma más completa. Nos permite trabajar para reducir los impactos negativos e incrementar los positivos, mejorando el desempeño socioambiental de manera análoga a cómo la diferencia entre ingresos y costes permite deducir el resultado económico.

Por lo que respecta a la economía circular, se basa en el empleo de energías renovables, la eliminación del concepto de residuo desde el inicio, intentar mantener los materiales y productos en uso y regenerar los ecosistemas. Con los módulos añadidos a izquierda y derecha (4 y 9), podemos ver si estamos partiendo de material virgen que en última instancia se tira (lo que sería un modelo lineal) o, por el contrario, si partimos de material reciclado para fabricar productos que posteriormente se reutilizan (opciones del modelo circular). Así, en sucesivas iteraciones el canvas sostenible nos permite desarrollar opciones más circulares que generan nuevas fuentes de ingresos (e.g. venta producto refabricado) y/o reducen los costes (e.g. compra de materia prima), lo que mejora la rentabilidad.

Los modernos pintores de ideas de negocio pueden imprimir el canvas sostenible en gran formato, y plasmar sus ideas ya sea escribiendo directamente sobre él o con notas adhesivas (lo que facilita cambios posteriores), e incluso animarse a realizar un diseño gráfico como la pieza que encabeza el artículo. Por último, añadir que los números en los módulos sugieren un orden que no es más que una recomendación; al igual que en el ámbito de la pintura, aquí también el artista organiza su propia creación.

Acerca de Sostinendo

En Sostinendo somos consultores en economía circular y cambio climático. Porque queremos construir un mundo mejor, nuestro propósito es ayudar a las organizaciones a ser más sostenibles mediante las mejores soluciones y tecnologías del mercado. Nuestra cultura y forma de trabajar se basan en los siguientes cinco principios: sostenibilidad, colaboración, compromiso, entusiasmo y honestidad. Diseñamos soluciones adaptadas a cada cliente, de manera que avancemos juntos hacia una mayor sostenibilidad.

 

Manuel Aguirre, Socio de Sostinendo

@sostinendo