Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

EL PAPEL DE LAS PYME EN LA ECONOMÍA CIRCULAR

Hoy, en eco-circular, hablamos sobre el papel que tienen las PYME en el proceso de cambio que supone la economía circular. Compartimos este interesante artículo de www.terraqui.com, hecho por Alexandra Farbiarz, Comunicóloga, formadora y coach, con más de 10 años de experiencia como responsable de comunicación para entidades públicas y privadas, como divulgadora y como organizadora de eventos técnicos y culturales, principalmente en el sector del medio ambiente.

En Europa hay 23 millones de pequeñas y medianas empresas (PYME) que representan el 99% del número total de empresas, proporcionan el 67% del empleo y crean el 85% de los nuevos puestos de trabajo. En este contexto, el papel y la implicación de las PYME es más que relevante para alcanzar los objetivos y cambios de proceso que supone la economía circular. ¿Cuáles son las barreras con las que se topa la PYME y qué iniciativas lleva a cabo la UE para superarlas?¿Cómo reaccionan ante los retos que supone la economía circular?.

En julio de 2014, la UE lanzó, mediante la Comunicación COM(2014) 440 final, el Plan de Acción Ecológico para las PYME denominado “Permitir que las pymes conviertan los desafíos medioambientales en oportunidades empresariales”, en el que se incluían toda una serie de objetivos que deberían facilitar, entre otras medidas, la transición de las PYMES a la economía circular, tal como lo anunciamos en su momento en un post de Terraqui.

Para evaluar en qué punto se encontraban las PYME europeas en la economía circular, en septiembre de 2015, el CEPS presentó el informe “Economía Circular: barreras y oportunidades para las PYME”.

El CEPS es un centro de estudios fundado en Bruselas en 1983, que realiza investigaciones y lleva foros de debate sobre las políticas de la UE. El estudio, fue llevado a cabo con la colaboración de Green Econet, una plataforma global para apoyar a las PYME en la transición hacia una economía verde. En dicho estudio, se identificaron las siguientes claves para el desarrollo de la economía circular en las PYME:

  • Las PYME que desean entrar en las cadenas de valor mundiales se enfrentan a diferentes tipos de desafíos para los que necesitan asesoramiento y apoyo práctico, técnico y jurídico. Para ello, los responsables políticos deben entender primero mejor los complejos desafíos a los que se enfrentan las PYME con el fin de desarrollar marcos de políticas de apoyo apropiadas.
  •  Para las PYME que buscan desarrollar un producto innovador dentro de una economía circular, el acceso a fuentes adecuadas de financiación es clave. Efectivamente, los productos innovadores requieren a menudo una fuerte inversión inicial. En este sentido las campañas de crowfunding han demostrado ser un buen instrumento para adquirir dichos fondos de inversión. La Comisión Europea, consciente del importante papel de los distintos modelos de financiación colectiva, presentó en marzo de 2014 laComunicación “Liberar el potencial de la microfinanciación colectiva en la Unión Europea” (COM(2014) 172 final) y en 2015 el documento “La financiación colectiva explicada. Una guía para las pequeñas y medianas empresas”.
  • Habida cuenta que muchas PYME aún no están familiarizadas con el concepto de economía circular, el uso de un lenguaje directamente relevante para las operaciones de negocio, tales como “reducir los residuos” o “reducir costes” puede jugar un papel importante en convencer a las PYME de los beneficios de la economía circular.
  • Las medidas políticas para aumentar la concienciación de los consumidores sobre las prácticas de la economía circular y productos pueden fomentar la adopción de modelos de negocio circulares.

Sin embargo, dos de las grandes asociaciones europeas que representan las PYME en Europa, la UEAPME y la EBC-Construction, que agrupa a las PYME del sector de la construcción, realizaron un comunicado conjunto en octubre del año pasado lamentando su profunda insatisfacción respecto a la consulta pública lanzada en mayo de 2015 respecto a la economía circular. Según estas entidades, la consulta no había sabido incluir los distintos grupos de interés relacionados con las PYME, se realizó solo en inglés y no estaban de acuerdo con la metodología de única pregunta con múltiples respuestas. Pueden acceder a su postura en este enlace.

En marzo de 2016, la UEAPME presenta su position paper respecto a la economía circular. En este documento aclara que las PYME prefieren las propuestas de la Comisión Junker que las planteadas por la Comisión anterior, si bien también se muestra crítica respecto a determinados puntos como son:

  • Es necesario contar con un marco legislativo favorable para las PYME, que ha de ir acompañado de acciones de sensibilización, de asistencia técnica en el ámbito local para el desarrollo de capacidades de las PYME y de mejora de las habilidades de sus empleados, así como facilitar el acceso a la financiación para poder realizar la transición a la economía circular.
  • La UEAPME pide prudencia a la hora de extender parámetros de aplicación sobre los recursos en la Directiva de Ecodiseño 2009/125/CE, puesto que podría incrementar las cargas sobre la fabricación y más burocracia.
  • La UEAPME está dispuesta a seguir su compromiso de mejora de la información al consumidor. En este sentido, seguirá con las pruebas piloto de introducción de la metodología PEF ( Product Environmental Footprint ) que mide el impacto ambiental de un producto aunque advierten que según cómo se aplique puede suponer más costes y burocracia, particularmente para las series pequeñas de producción. Pueden consultar en este enlace una guía muy completa sobre Impacto Ambiental del Producto realizada por el Joint Research Centre, y en esteotro una guía sobre diferentes opciones de comunicación del Impacto Ambiental del Producto de la Comisión Europea.
  • También se muestra muy escéptica sobre el acceso a la contratación pública verde, señalando que no participa el 86% de las PYME europeas. Afirma que la contratación pública verde, tal y como está ahora, exige demasiado papeleo y no anima a las PYME a participar en los concursos públicos.
  • Se valora positivamente la propuesta de aclarar las normas sobre subproductos para facilitar la simbiosis industrial, ya que la cooperación a lo largo de la cadena de valor puede ofrecer oportunidades para las PYME.
  • UEAPME también celebra un mejor acceso a la financiación y a la agrupación de proyectos a pequeña escala, concretamente, en el marco del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI) para ampliar la mejora de las tecnologías y procesos industriales y de fabricación innovadores, desarrollar la infraestructura y aumentar la cooperación entre los actores de la cadena de valor. El aumento de los fondos para la investigación y la innovación a través del Programa Marco de Investigación e Innovación de  la UE Horizonte 2020, en su plan de trabajo para 2016-2017 también se entiende como un paso importante para mejorar el acceso a la financiación.

En junio de 2016, la Comisión, a través de su Dirección General de Medio Ambiente, presenta los resultados de una encuesta realizada a 10.618 empresas sobre la participación en la economía circular de las PYME europeas. Éstas que siguen, son las principales conclusiones:

  • Respecto a la participación en actividades que contribuyen a la economía circular se valoró que:
    • Casi tres cuartas partes de las empresas (73%) llevó a cabo alguna actividad relacionada con la economía circular, siendo la más común la minimización de residuos mediante el reciclaje, su reutilización o su venta a otra empresa (55%), o la replanificación  del uso de la energía para la reducción de su consumo (38%).
    • Cuanto mayor sea la empresa, es más probable es que se lleve a cabo, al menos, una actividad relacionada con la economía circular: el 72% de las empresas más pequeñas lo han hecho, en comparación con el 89% de las empresas con 50-250 empleados.
    • Cuanto mayor es la facturación de una empresa, más probable es que se lleve a cabo, al menos, una actividad relacionada con la economía circular: el 69% de menor envergadura lo han hecho, en comparación con el 80% de los que tienen la más alta.
  •  Actividades de financiación relacionadas con la economía circular:
    • Entre las empresas que han emprendido actividades relacionadas con la economía circular, el 59% han invertido al menos una parte de su facturación en tales actividades y el 13% dice que el acceso a la financiación externa de estas actividades fue fácil, mientras que el 70% restante se ha autofinanciado para hacerlo.
    • Entre las empresas que no han llevado a cabo actividades relacionadas con la economía circular, el 36% respondieron que invertirían al menos parte de su facturación en actividades futuras relacionadas con la economía circular, el 13% piensa que el acceso a la financiación para estas actividades sería fácil, mientras que el 31% piensa que lo harían con procesos de auto-financiación.
    • Para las empresas que han llevado a cabo actividades relacionadas con la economía circular, los temas más mencionados fueron que se encontraron complejos procedimientos administrativos o legales (34%), el coste de cumplir con los reglamentos o normas (32%), o las dificultades para acceder a financiación (27%). Cuatro de cada diez de estas empresas afirman que no se han encontrado con dificultades (38%), si bien existe una variación considerable entre los distintos Estados miembros respecto a estas cuestiones.
    • Entre las empresas que no han realizado ninguna actividad relacionada con la economía circular, las dificultades potenciales más mencionadas son la falta de ideas claras acerca de los costes y los beneficios o la mejora de los procesos de trabajo (27%), la falta de ideas claras acerca de la inversión requerida (27 %), o la falta de experiencia para llevar a cabo ciertas actividades (26%).
  • Incentivos financieros a las actividades de apoyo que contribuyen a la economía circular:
    • Más de un tercio (35%) de las empresas dicen que son conscientes de los incentivos financieros a través de los programas gubernamentales de apoyo a las actividades relacionadas con la economía circular, aunque sólo el 3% los han utilizado.
    • Casi una de cada cinco (19%) dicen conocer una parte o tienen información suficiente sobre el acceso a la financiación para las actividades relacionadas con la economía circular, pero la mayoría (48%) nunca ha buscado esa información.
  •  Disponibilidad de fuentes ‘alternativas’ de financiación para las empresas
    • Casi seis de cada diez empresas son conscientes de al menos una forma de financiación alternativa disponible en su país (58%), siendo los fondos de capital riesgo y financiación mediante el mercado de capitales (ambos en un 31%) los más mencionados.
    • Casi un tercio (32%) tienen acceso a por lo menos una de las fuentes que se indican   como “alternativas” de financiación, como son el micromecenazgo (un 29%) los bancos verdes (17%) u otras fuentes de financiación (12%).

Ante este escenario, son necesarios procesos de información que ayuden a que las PYME se involucren proactivamente en la economía circular para poder hacerla efectiva.

En este sentido, cabe destacar la iniciativa del proyecto europeoCESME dirigida por el Centro de Desarrollo de Negocios en el norte de Dinamarca. Su objetivo es proporcionar a los legisladores una comprensión de los beneficios de la economía circular y asesorar a los gobiernos sobre cómo utilizar paquetes de apoyo que puedan ayudar a las PYME en su transición a la economía circular.

El objetivo del CESME es compartir experiencias, identificar las mejores prácticas y proporcionar una guía paso a paso para que las PYME contribuyan a una economía más circular, operando de una manera más sostenible y rentable. Hasta el momento, participan en el CESME Dinamarca, Gales, Italia, Finlandia, Bulgaria y Grecia.

El CESME se encuentra en una primera fase de trabajo, de identificación de buenas prácticas y acompañando sobre el terreno a entidades públicas y privadas para apoyar a las PYME en los países en los que se desarrolla el proyecto.

Por otro lado, según fuentes consultadas por Terraqui a los responsables de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, actualmente se está trabajando en dos proyectos dirigidos a mejorar la información para que las PYME puedan realizar la transición hacia la economía circular y que responden al anteriormente mencionado Plan de Acción Ecológico para las PYME:

1) Una plataforma web que permite la auto-evaluación de la eficiencia de recursos para las PYME que entrará en funcionamiento en enero de 2017.

2) Una plataforma virtual de “excelencia de la eficiencia de los recursos” para las PYME, que también debería empezar a funcionar en la primera parte del 2017.

Además, del 26 al 28 de octubre de 2016, en el marco europeo de la ecoinnovación, se realizarán unas jornadas en las que se examinarán las oportunidades de financiación para las PYME ecoinnovadoras, se mostrarán casos empresariales de éxito que han sabido atraer a inversores y han crecido gracias a sus ecoinnovaciones; asimismo, se explorarán los factores y desafíos que supone la transición a un modelo de negocio circular y sus repercusiones sobre los negocios, las finanzas y el sector público. Pueden acceder al programa en este enlace.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.