Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

UNA SEGUNDA VIDA A LOS TELÉFONOS MÓVILES

Ya no nos sorprende que también en el ámbito de la telefonía móvil lo antiguo se revalorice y substituya lo nuevo, no en su totalidad, pero sí para miles de consumidores. Igual que como ocurre con la moda, con los videojuegos o con los automóviles, ahora, los teléfonos móviles que tenemos guardados en un cajón desde hace años, pueden resucitar.

Los Smartphones seguirán reinando y su evolución prosigue, pero los teléfonos móviles antiguos vuelven a estar de moda. Por la estética y el diseño retro se han convertido en una pieza codiciada para los amantes de lo vintage. Pero el resurgimiento de estos teléfonos móviles no se debe solo a esto, la funcionalidad de estos se ha convertido en la principal causa.

La desconexión del trabajo se antoja realmente complicada con un Smartphone en el bolsillo que no para de recibir correos electrónicos, y aunque desactivemos la función del email, el estrés y la tensión del empleo provocan un acto reflejo en los empleados para revisar la bandeja de entrada en sus ratos libres. No podemos evitarlo.

Además, los smartphones han provocado una “sobre-conectividad” con nuestro círculo de amigos y conocidos, ya sea mediante aplicaciones de comunicación como Whatsapp o Telegram o mediante redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram que impide que podamos encontrar momentos de tranquilidad, reflexión y relajación personal.

El gerente de la agencia de marketing digital OnlineVallès Carlos Fernández, nos comenta que en España, se “descargan diariamente cerca de 4 millones de aplicaciones móviles”, y que “cada usuario dispone de una media de 30 aplicaciones en su Smartphone” y que el “90% del tiempo en el que usamos el teléfono es para utilizar estas aplicaciones, y no para llamar”. Si contamos con que “las 5 aplicaciones más utilizadas en España son aplicaciones sociales, donde gran parte del tiempo de utilización de la app, se basa en la interacción entre usuarios: Whatsapp, Facebook, Facebook MSN, Youtube e Instagram”, podemos hacernos una idea de la sobresaturación mental que podemos sufrir por culpa de un Smartphone.

Además, obtenemos datos de google, que nos muestran que cada usuario utiliza el móvil una media de más de dos horas al día. Este es uno de los motivos por los que muchos consumidores empiezan a utilizar el Smartphone solo en horario laboral y un teléfono móvil sin internet (de los antiguos) fuera del horario laboral. Solo así consiguen una “desconexión” total.

Incremento en la demanda de teléfonos móviles antiguos

Como comentábamos anteriormente, el “fenómeno vintage” ha penetrado fuertemente en el sector de la telefonía móvil, y podemos encontrar en las principales plataformas de segunda mano como wallapop o ebay gran multitud de teléfonos móviles de hace 10, 15 y 20 años. Algunos de ellos, están a la venta por más de 1.500€ como el modelo Nokia 3310.

Ya sea por la desconexión personal ante un mundo totalmente conectado o por un estilo vintage la adquisición de estos teléfonos móviles está en auge. Además, existe un tercer motivo para ofrecer una segunda vida a estos aparatos que marcaron el inicio de una era: El medio ambiente. Ofrecer una segunda vida a estos teléfonos coincide plenamente con los principios de la economía circular: Reutilizar o alargar la vida de un producto, con tal de pausar o disminuir la extracción de materias primeras.

El impacto de los smartphones en el medio ambiente

Para acabar de convencer a todos aquellos interesados en volver a utilizar el teléfono móvil que tenemos guardado en el armario de nuestra casa, queremos apuntar algunas curiosidades sobre la fabricación de un teléfono móvil:

  • Coltán: Esta roca negra es esencial para los teléfonos móviles. Sin esta materia prima, no dispondríamos de smartphones. Además, el 80% de las reservas de esta materia se encuentran en la República del Congo. Lejos de aportar una riqueza al país, el Coltán es una fuente de financiación para las guerras del país, con lo que es considerado uno de “los minerales del conflicto”.
  • La vida media de un Smartphone es de 15 meses. Esto se debe a intereses comerciales y no a la durabilidad de las materias empleadas. La obsolescencia programada no solo afecta a nuestro bolsillo sino también al medio ambiente, ya que se reduce la vida de las materias primeras. Además, la obsolescencia corresponde más al software que al hardware.
  • Una tercera parte del volumen y/o peso de un teléfono móvil corresponde con la batería. La batería es fabricada con materias primas, materias primas que al manipularse pueden poner en grave peligro el medio ambiente.

La utilización de los teléfonos móviles es vital para la sociedad. No podemos contemplar un mundo sin teléfonos móviles. Sin embargo, combatir con leyes la obsolescencia programada para aumentar la vida de un teléfono móvil es fundamental para disminuir la extracción de las materias primas empleadas. Hasta que un teléfono no quede obsoleto a los 15 meses, uno de los motivos por los que adquirir teléfonos antiguos, juntamente con el fenómeno vintage y la desconexión personal, será el respeto al medio ambiente.

Leave A Comment

Your email address will not be published.