Eco-Circular.com: Noticias de economía circular

Portal de referencia en economía circular: Empresas, casos de éxito, noticias…

SLOW FOOD: LA COMIDA SOSTENIBLE

Hace 30 años, el cocinero italiano Carlo Petrini decidió crear “Slow Food”, una asociación ecogastronómica que hoy cuenta con más de 100 mil miembros en todo el mundo. Esta asociación con gran presencia en Italia, Estados Unidos, Japón o Alemania, así como en más de 160 países, persigue unos objetivos muy claros: Beneficiar al consumidor, al productor local y al ecosistema.

Carlo Petrini fundo esta asociación en 1986 ante el avance imparable de las cadenas de hostelería Fast Food y de la globalización, que afecta en todos los vértices del mercado mundial: También a la producción de alimentos.

El manifiesto de Slow Food no solo defiende los beneficios de la alimentación kilómetro 0, sino que va más allá, y nos advierte sobre la Fast Life, el estilo de vida, que es la causa de nuestros hábitos alimenticios. Nuestro modo de vida, bautizado como Fast Life, se caracteriza por su ritmo frenético en nuestro día a día, muy productivo pero poco saludable y placentero para el individuo, y propio de una sociedad industrializada, además ha cambiado nuestro entorno, perjudicado al pequeño productor en beneficio de las grandes multinacionales. El Fast Food es una consecuencia de la Fast Life.

La filosofía del Slow Food quiere que, dentro de un siglo, podamos abastecernos con los alimentos de hace un siglo, muchos de ellos en un estado de semi-extinción. Y beneficiar así nuestro entorno, la economía local y el paladar del consumidor.

Podemos encontrar en la guía de restaurante Slow Food alrededor de una treintena de restaurantes repartidos por España, con fuerte presencia en Catalunya, País Vasco y Valencia.

¿Cómo son los restaurantes de la guía Slow Food y que promueven?

  • Reducción de emisiones de CO2 en la atmosfera: Al cocinar con alimentos de proximidad, se reduce la utilización del transporte de mercancías, aspecto que implica una disminución de la contaminación.
  • Mejora de la economía local: Los productores locales, como los granjeros y los agricultores, pueden dar mayor visibilidad y salida a sus productos gracias a esta iniciativa.
  • Eliminación de los transgénicos: No podremos encontrar en ningún plato de estos restaurantes, ningún producto transgénico. Incluso se evitará cocinar con animales alimentados con transgénicos.
  • 40% de alimentos locales: El restaurante tendrá de adquirir los alimentos directamente del productor, y estar situado este a menos de 100 km del restaurante, para cocinar un plato que pueda ser considerado de KM0. En resumen, un plato km0 de un restaurante certificado por la asociación Slow Food debe estar compuesto por un 40% de alimentos locales.
  • 100% productos sostenibles: Si el 40% de los alimentos de un plato de km0 deben ser locales, el resto de alimentos también tienen de cumplir unos requisitos determinados: Uno de ellos sería la certificación ecológica.
  • Mínimo 5 platos km0: Un restaurante, solo podrá estar en la guía Slow Food si incluye un mínimo de 5 platos km0.
  • Comprar a 5 productores locales: Además de ofrecer en su carta 5 platos de km0, para tener presencia en la guía, un restaurante tiene de comprar como mínimo a 5 productores locales ubicados a menos de 100 km de distancia, y uno de ellos deberá ser productor de verduras.

Un restaurante con esta certificación, no solo promueve el tejido agricultor de su comarca, sino que también ofrece auténticas experiencias culinarias a sus comensales. Además, la filosofía Slow Food coincide en algunos términos con la Economía Circular. Uno de los objetivos del nuevo mocdelo es optimizar los sistemas de producción, consiguiendo reducir los residuos y la contaminación en la elaboración de productos: entre ellos, los alimentos. Sin duda, gracias a los hábitos y parámetros en los que se basa el Slow Food, podremos encontrar alimentos en nuestro plato mucho más sostenibles, ya que las emisiones de C02 que provendrían del transporte de este tipo de alimentos es mínima.

Podemos ser socios Slow Food España desde 50€ anuales y disfrutar de descuentos y ofertas en libros y utensilios de cocina, recibiremos la guía Slow Food anual y disfrutaremos de múltiples ventajas.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.